La llegada de firmas catalanas y la recuperación de la crisis encarecen el alquiler de oficinas en Valencia

Avenida Cortes Valencianas, que dispone de múltiples edificios de oficinas. / J. Monzo
Avenida Cortes Valencianas, que dispone de múltiples edificios de oficinas. / J. Monzo

La rentabilidad se ha incrementado en dos décimas para los arrendadores desde la agudización del desafío soberanista en octubre

Á. M.Valencia

El mercado de oficinas de Valencia se ha calentado desde el pasado mes de octubre. Además de la recuperación económica, es inevitable advertir que el último trimestre del año coincide con la culminación del desafío soberanista catalán y el desembarco de más de 200 empresas que han huido de la inseguridad jurídica que acecha Cataluña. Fuentes inmobiliarias advierten que los alquileres se han incrementado y una buena muestra de ese fenómeno lo da el incremento de la rentabilidad que calcula el portal Idealista.com.

El estudio trimestral señala que las oficinas en Valencia ciudad han pasado de ofrecer una rentabilidad bruta del 5,3% al 5,5%; frente a la estabilidad en el arrendamiento de viviendas, que se mantiene en el 5,9%; o la bajada de los locales comerciales que pasan de dar unos ingresos del 7,9% a un 7,8%. Este método de medición porcentual del provecho que se saca de un alquiler es habitual en el sector y se obtiene de dividir el valor del activo por la renta mensual que se recibe por él.

Un importante salto da también Castellón, que eleva la rentabilidad de sus oficinas del 5,9% al 6,6% en tres meses. La capital de La Plana también ha incrementado el partido que se saca de alquilar viviendas, llegando al 6,8% desde 6,6% en el trimestre anterior. Sube también en los locales comerciales del 5,7% al 5,8%.

Alicante se sale de la corriente ascendente en las oficinas, al bajar la rentabilidad del 6,4% al 5,6%. No ocurre así en las viviendas, que se mantienen en un 6,7%, mientras que en lo que se refiere a locales comerciales cae, pero 0,1 puntos hasta el 7,6%. En todo caso, no sólo la demanda define los precios sino también la oferta disponible.

A escala nacional, las oficinas de Zaragoza presentan el retorno más jugoso de entre las capitales, con un 7,4% de rentabilidad bruta. Le siguen Oviedo (7,1%), Málaga (7,1%) y Santa Cruz de Tenerife (7%). En Madrid la rentabilidad asciende al 6,6%, mientras que en Barcelona baja hasta el 5,8% desde el 6% que se conseguía antes del referéndum ilegal.

En el lado opuesto encontramos las rentabilidades de A Coruña (4,8%), Valladolid (5,4%), Santander (5,4%), Almería (5,5%) y el caso de Valencia (5,5,). En todo caso, «el mercado de oficinas no es tan uniforme como el de otros productos, por lo que resulta imposible obtener datos estadísticos de más de la mitad de capitales españolas», advierte Idealista.com, que no ofrece datos de, por ejemplo las otras tres capitales catalanas: Tarragona, Lleida y Girona.

En materia de viviendas, entre las capitales españolas, Las Palmas de Gran Canaria es la que resulta más rentable, con un 7,8%. Le siguen Lleida (7,7%), Santa Cruz de Tenerife (7,4%), Huelva y Almería (6,9% en ambos casos). La caída del precio del alquiler en Barcelona ha reducido su rentabilidad hasta el 4,9%, mientras que en Madrid se ha situado en 5,7%. Sin embargo, las rentabilidades más bajas de España son las que obtienen los propietarios de viviendas en alquiler en San Sebastián (4,2%), A Coruña (4,3%) y Ourense (4,3%). A continuación, se sitúa Zamora (4,7%).

Los locales son el producto que mayor rentabilidad tiene en la mayoría de las capitales. El mayor retorno se obtiene en Pontevedra (10,7%). Le siguen las rentabilidades de Córdoba y Zaragoza, donde arrojan sendas tasas del 9,5% y 9,4% respectivamente. A continuación se sitúan las ciudades de Las Palmas de Gran Canaria (9,1%), Oviedo (8,8%) y Barcelona (8,5%). En Madrid la tasa está situada en el 7,8%. Castellón ofrece los locales con menor atractivo, sólo un 5,8%.

Fotos

Vídeos