El fin de la libertad horaria en Valencia frena la demanda de locales comerciales en la calle Colón

Compradores en la calle Colón de la ciudad de Valencia. / DAMIAN TORRES
Compradores en la calle Colón de la ciudad de Valencia. / DAMIAN TORRES

Los vaivenes de la negociación han retraído a los clientes hasta hacer que se dupliquen los bajos disponibles

Á. MOHORTE VALENCIA.

La incertidumbre es el peor enemigo de los negocios. La buena marcha de la actividad comercial de 2016 no se ha prolongado del mismo modo en 2017, según la quinta edición del Estudio de Mercado de Locales Comerciales, correspondiente al año pasado que elabora Gesvalt, empresa dedicada a la tasación y valoración de inmuebles. El documento advierte de que las últimas operaciones de inversión en locales comerciales llevadas a cabo en Valencia han ocasionado «un vaivén en las tasas de disponibilidad» de las principales calles de la ciudad.

El caso más llamativo es el de la calle de Colón, puesto que la cifra de locales disponibles «aumenta considerablemente con respecto al ejercicio anterior y continúa siendo la más elevada de todas las calles analizadas, con un promedio de un 12% de locales sin arrendar». Concretamente, el número de bajos disponibles dobló en 2017 a los que lo estaban al cierre de 2016.

Más información

Aunque es un área muy dinámica, lo cierto es que Gesvalt recoge que la vía continúa sin encontrar inquilinos un año más para buena parte de los bajos del edificio que enfrenta al palacio del Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana, al igual que a los de la antigua Conselleria de Bienestar Social, en el número 78 de la calle. Haciendo que esa zona de menos relevancia comercial tenga un 19% de locales disponibles.

La situación no ha impedido que el precio del arrendamiento suba entre un 10% y un 15%

Sin embargo, la novedad está en al llamada zona 'prime' o de máximo nivel, donde se ha pasado de no haber disponibilidad en 2016 a que esta salte hasta el 6,3% o el 14,3% según que acera con varios bajos vacíos. Se trata del espacio entre la estación de metro de Colón y el cruce con las calles Pascual y Genís y Féliz Pizcueta. Esta situación contrasta con el hecho de que los precios no han descendido y se han producido significativas operaciones.

Don Juan de Austria también empeora ligeramente sus datos si los analizamos de una manera global, aunque se han alquilado más locales en su zona 'prime' y se mantiene el 100% de ocupación en su tramo medio. A su vez, Jorge Juan, la tercera vía comercial clave de Valencia, sigue ostentando el mayor porcentaje de locales alquilados mejorando sus datos y manteniendo, al igual que en el pasado estudio, un 100% de ocupación en su tramo prime.

Incertidumbre y precio

Fuentes inmobiliarias insisten en la buena marcha del mercado por el alza del consumo, pero reconocen que la indefinición de la situación de los horarios comerciales durante 2017 y los acuerdos restrictivos que se plantearon a medidos de año, y que terminaron imponiéndose después de la campaña de Navidad, han tenido su efecto. Concretamente, se apunta que la segunda mitad del pasado año diversos arrendatarios prefirieron esperar y ver cómo quedaba la situación legal y su efecto en los precios, ya que no es la misma rentabilidad la que se puede obtener con una disponibilidad total de aperturas que con una limitada.

En lo que se refiere a los precios, las buenas previsiones de mercado y algunos cambios que se han producido han propiciado el aumento de las rentas de alquiler en los ejes de Colón y Jorge Juan entre un 10 y un 15% según el tramo, lo que supone un incremento mensual medio de 10 euros el metro cuadrado. «Habremos de esperar a las próximas inauguraciones para comprobar cómo reacciona el inversor ante las novedades previstas», señalan el informe.

La calle Don Juan de Austria no presenta por el momento cambios significativos en las rentas solicitadas, según los datos de la tasadora Gesvalt, aunque sus pronósticos, según los cambios relevantes que se espera se produzcan en el mercado, son buenos.

Fotos

Vídeos