Joshua Novick, empresario: «En Bolsa no puedes fallar, tienes unos inversores detrás que te exigen resultados»

Joshua Novick, fundador y consejero delegado de Antevenio. / Damián Rodríguez
Joshua Novick, fundador y consejero delegado de Antevenio. / Damián Rodríguez

El fundador de Antevenio anima a los emprendedores a salir al mercado y destaca que la transparencia de esta vía de financiación da credibilidad a las firmas

ELISABETH RODRÍGUEZ VALENCIA.

El fundador y consejero delegado de Antevenio, Joshua Novick, trata de animar a las pymes a que opten por financiarse a través de la Bolsa al igual que hizo su compañía en 2007, siendo la primera pyme en hacerlo. En concreto, esta multinacional de marketing digital dio el salto en el mercado de París por las facilidades y posibilidades que le ofrecía. Hoy, diez años después de aquella decisión, la firma tecnológica ha multiplicado por cinco su tamaño y aspira a seguir haciéndolo tras introducirse en el mercado de EE UU el pasado mes de junio.

-¿Qué opinión tiene de los emprendedores que venden su proyecto en lugar de hacer como Antevenio y optar por consolidarlo?

-No hay una regla para decir qué es lo correcto en ese sentido. En muchos casos, no siempre son los emprendedores los que quieren vender. En el momento en que hay inversores de capital riesgo detrás, hay mucha presión para vender al mejor postor lo más rápido posible. Incluso aunque el emprendedor no está de acuerdo, muchas veces es parte del juego. No me parece mal. Yo, en mi caso, llevo veinte años en la compañía pero eso no quiere decir que sea lo correcto. Es más, cuando tuvimos oportunidad de salir a Bolsa también la teníamos de vender el proyecto, pero la opción de cotizar cumplía con los objetivos de todos. Pero, como digo, muchas veces esa decisión no depende ni siquiera del emprendedor sino que se debe a la presión de los inversores.

-¿A qué cree que se debe la reticencia de las compañías y pymes a salir en Bolsa?

-Da un poco más de respeto. Al final, una financiación privada conlleva un proceso más sencillo. Lo que queremos explicar es que estar en un mercado como Euronext Growth tampoco supone una diferencia tan radical para la compañía. No es tan distinto, lo único es que en Bolsa no puedes fallar, tienes unos profesionales detrás que te exigen auditorías.

-¿Qué ventajas tiene que una pyme opte por cotizar?

-La principal ventaja es la transparencia. El hecho de que los datos sean públicos sirve para que clientes, proveedores, bancos o cualquiera que quiera trabajar con la pyme, tenga la información necesaria. De ese modo, el empleado se siente más seguro. Con la Bolsa hay más garantías para todos y facilita el proceso de financiación.

Las claves

Balance
«Desde que cotizamos, hemos multiplicado por cinco el tamaño de la compañía»
Diferencias entre mercados
«Sólo en París, hay más de 200 pequeñas empresas cotizando. En el MAB hay veintipico»
Conciencia continental
«Los empresarios españoles tienen más experiencia y éxito en la internacionalización»
Inversores de capital riesgo
«Hay mucha presión para vender el proyecto al mejor postor lo más rápido posible»

-¿Por qué en Antevenio se decantaron por la bolsa francesa y no la española?

-Fuimos la primera pequeña compañía española que salió a Bolsa; lo hicimos en 2007, cuando no existía un mercado aquí. El MAB nació tres o cuatro años después. Es decir, no había otra opción más que París o bien otros como Londres. Pero nos parecía más mercado el mercado francés.

-¿Qué balance hace de esta decisión?

-Un balance muy positivo. Desde que salimos a Bolsa hasta hoy, hemos multiplicado casi por cinco el tamaño de la compañía. Ahora estamos en Francia, España, Italia, América Latina y hace poco hemos comprado una compañía en EE UU. Esto nos ha permitido llevar la compañía a otro nivel. También ha sido positivo para los accionistas, ya que una serie de fondos que entraron en su día han podido salir de la firma y han rentabilizado su inversión.

-¿Entre los planes de la compañía está seguir creciendo?

-Nuestro objetivo es aumentar de tamaño, sí. Este año para nosotros ha sido muy importante, porque ha sido el desembarco en EE UU, el mercado clave para dar el salto. Realmente ese es el objetivo de las pymes buenas de Euronext, muchas de las cuales entran a través de Euronext Growth, pero que luego pueden optar por otras vías y mercados en caso de que vayan aumentando de tamaño.

-¿Qué le ofrece el Mercado Alternativo Bursátil (MAB)?

-El MAB tiene muchas similitudes con Euronext Growth porque se ha ido inspirando en otros que ya existían. Desde un punto de vista de tamaño y liquidez es otra cosa. En el MAB hay veintipico empresas, mientras que en Euronext Growth, solo en París, hay más de 200 compañías y un centenar de fondos especializados en pymes. No es solo porque estos mercados lleven más tiempo, tiene que ver con los inversores. Hay inversores particulares que tienen cultura de comprar compañías de cualquier tamaño. Cuando Antevenio salió a Bolsa, se colocaron ocho millones de euros y se adjudicaron a 32 fondos y a 4500 personas físicas de distintos países que hicieron la compra online. Este universo inversor es lo que hace que una compañía como la nuestra tenga liquidez. Al final, si no hay liquidez no sirve de nada estar cotizado.

-¿Esa conciencia continental/internacional la ve en empresarios españoles?

-En España sí que existe esa conciencia. Me gusta compararlo con lo que viví en Italia, donde hay emprendedores muy buenos en exportar pero no en internacionalizarse. Mientras, los españoles tienen más experiencia y éxito en internacionalización, como se puede ver en los casos de Zara, Mango, Banco Santander, etcétera. Por lo que respecta a la Comunitat, puedo decir que en mi sector es el tercer 'hub' de España y cada vez los empresarios son más conscientes de su importancia.

Fotos

Vídeos