Los inversores sólo podrán hacer ofertas en tres de las 15 zonas del Plan Eólico

La Generalitat busca satisfacer al sector con una liberalización que choca con proyectos bloqueados y explotaciones en uso

SARA L. SANTOS

valencia. De las 15 zonas consideradas como aptas en la aprobación del Plan Eólico de 2001, sólo tres, y no completamente, estarán disponibles para inversión a partir del lunes. El Consell suprimió ayer la necesidad de concurso público para construir y hacer funcionar parques eólicos en la Comunitat Valenciana, pero todavía hay proyectos bloqueados administrativamente en cinco zonas que no permitirán su desarrollo.

Entre las quince zonas, nueve están en explotación, una de ellas con un área disponible (la 10). Están pendientes de revisión la mitad de las áreas de la zona 5 en Castellón; cuatro de las 12 de la zona 9 en Valencia; y tres zonas completas en Alicante (la 13, 14 y 15). La razón es que las empresas no superaron los trámites administrativos o bien optaron por dejar los proyectos a medias, entrando en un laberinto burocrático. Finalmente, las propuestas para la zona 4, también en Castellón, fueron desestimadas por Medio Ambiente, lo que desincentiva a las empresas que quieran ubicarse allí, según se reconoce desde la Conselleria de Economía.

Sin embargo, la vicepresidenta del gobierno valenciano, Mónica Oltra, lo resume con que «se han desarrollado nueve zonas, algunas de forma parcial, mientras que en las seis restantes no ha sido instalado ningún aerogenerador». Tras la aprobación del plan, se realizaron dos convocatorias, resueltas en 2003 y 2009. Se adjudicó una potencia de 2.680 megavatios pero actualmente sólo un 44% está activa, unos 1.200. Para el Consell, cambios en la normativa, tramitaciones largas y muchos pasos por las distintas consellerias son el motivo de que algunos proyectos no funcionaran.

Con la supresión de los concursos se pretende fomentar la energía eólica y conseguir que pequeñas empresas también desarrollen sus proyectos. Las centrales eólicas eran las únicas que pasaban por concurso previo, un proceso que no se exigía en las fotovoltaicas ni en las termosolares.

Fotos

Vídeos