Los insectos relacionados con Xylella dan negativo

Hojas secas de almendro, un síntoma muy sospechoso. / v. ll.
Hojas secas de almendro, un síntoma muy sospechoso. / v. ll.

Los potenciales propagadores analizados están exentos

V. LLADRÓ VALENCIA.

Los servicios técnicos de la Conselleria de Agricultura han encontrado diversas muestras de insectos que pueden ser potenciales propagadores de la bacteria que causa la enfermedad de la Xylella; sin embargo, al analizarlos han dado resultado negativo: no se ha encontrado en ningún caso que estuvieran infectados del agente patógeno.

Este hecho es bastante sorprendente, porque si los insectos vectores encontrados y analizados hasta ahora están exentos de la bacteria, ¿qué es lo que ha provocado los múltiples focos detectados en diversas poblaciones de La Marina, en la provincia de Alicante?

La conclusión inmediata que se deduce es que la propagación de la dolencia no fue a través de dichos vectores, contra los que se han dirigido tratamientos fitosanitarios en las zonas afectadas, sino mediante el empleo de material vegetal (injertos) sacado de ejemplares que ya estaban previamente infectados, aunque no mostraran todavía la enfermedad. Ante ello puede preguntarse también: ¿cómo se infectaron los primeros y por qué siguen sin contaminarse los vectores, pese a los numerosos casos de almendros enfermos ya detectados?

Hasta la semana pasada, el número de muestras analizadas en la Comunitat Valenciana ascendía a 3.185, de las que 1.719 fueron en la provincia de Alicante y más de 1.200 en la zona demarcada (La Marina).

Como es preceptivo se ha comunicado al Ministerio de Agricultura y a la UE una actualización de los resultados obtenidos, confirmando 61 positivos adicionales, procedentes de 58 parcelas dentro de la zona demarcada y que sólo afectan a almendro (se temía que cayeran olivos). Con ello, el número de positivos confirmados en total es de 106, en 86 parcelas de almendros.

Los campos donde se han detectado positivos en almendros se encuentran en Beniardà, Benigembla, Benissa, Castell de Castells, Facheca, Famorca, Murla y Xalò, que se añaden a los municipios que ya tenían parcelas infectadas, en los municipios de Alcalalí, Balones, Benifato, Benimantell, Bolulla, Callosa d'En Sarrià, El Castell de Guadalest, Confrides, Polop y Tàrbena.

En aplicación de las medidas fitosanitarias urgentes previstas por la normativa europea, Agricultura anuncia la realización de tratamientos insecticidas en las nuevas parcelas infectadas y en un radio de 100 metros a su alrededor, con el objetivo de eliminar insectos vectores que pudieran propagar la enfermedad, y eso a pesar de que los capturados y analizados están libres de la bacteria. Por si acaso.

Fotos

Vídeos