Los ingresos por el impuesto de Sociedades se disparan en la Comunitat con el procés

Banco Sabadell trasladó su sede a la Comunitat en 2017. / I. Marsilla
Banco Sabadell trasladó su sede a la Comunitat en 2017. / I. Marsilla

La recaudación crece un 19% en la región hasta superar los 2.000 millones, frente al desplome del 18% en Cataluña

Á. MOHORTE VALENCIA.

La recaudación del Impuesto de Sociedades en la Comunitat Valenciana se ha incrementado un 18,8% en 2017 hasta alcanzar los 2.037,36 millones de euros, según los datos de la Agencia Tributaria (AEAT). Por contra, la recaudación por este tributo se desplomó en Cataluña casi un 18% en el mismo ejercicio, mientras que en el conjunto de España se elevaba hasta un 7%. Con estos mimbres, al margen de la mejora económica de las distintas regiones, la organización Convivencia Cívica Catalana vincula este balance a la agudización del proceso soberanista que se ha producido en 2017.

De hecho, ese ejercicio, la valenciana fue la segunda autonomía elegida por los catalanes como destino de su fuga. En total, fueron 2.536 las compañías que dejaron aquel territorio, mientras que las provincias valencianas acogieron a 279 de ellas, según el Colegio de Registradores de España.

Aunque Madrid ha sido la más beneficiada por los cambios de domicilio , y aumentó su recaudación un 5,5%, lo cierto es que la Comunitat y Aragón no le fueron a la zaga. Diversos informes ya señalaban que estas tres iban a ser las regiones más repercutidas por la situación, llamando por ello la atención que estén entre las que registran los mayores incrementos en la recaudación en términos absoluto (Madrid aumentó en 322,5 millones), y entre los relativos, con la Comunitat con un 18,8% y la aragonesa con un 16,9%.

El dinero obtenido por el Estado gracias a este tributo aumentó un 6,8% en el conjunto del país

Por provincias, Alicante fue la que más incrementó la recaudación con un aumento del 33,1%; Valencia, del 14,4%; y Castellón, del 12,6%. En términos relativos, Cataluña ha pasado de aportar el 21% de la recaudación del impuesto de sociedades de toda España en 2016 a únicamente el 16% en 2017, una caída que Convivencia Cívica Catalana considera relevante. A nivel provincial, fue Barcelona la provincia con mayor caída del impuesto de sociedades el año pasado, con un desplome del 21%, solo inferior al de 2009, en plena crisis financiera.

Incremento casi general

En general, las empresas españolas aumentaron de forma significativa el dinero pagado por el impuesto de sociedades, que se incrementó durante 2017 en un 6,8%, pasando de los 21.678 millones de euros recaudados en 2016 a los 23.143 del año pasado. Además, la mayoría de las autonomías experimentaron en 2017 una tendencia positiva en la recaudación de este impuesto y solo cuatro, junto con la ciudad autónoma de Ceuta, experimentaron recortes en este ámbito.

Cataluña se sitúa como la comunidad con un mayor descenso, un 17,8%, al pasar de los 4.585 millones de euros recaudados en 2016 a solo 3.770 un año después; seguida de Asturias, con un recorte del 11,3%; y Galicia, un 5,2%.

Para la plataforma Convivencia Cívica Catalana, estas cifras de la Agencia Tributaria, que analiza en un informe, ponen de relieve el notable impacto de la fuga de empresas de Cataluña en el pasado ejercicio. Por el contrario, destaca que comunidades colindantes a Cataluña muestran en el mismo período incremento significativos.

Aún por delante de estas autonomías están los incrementos experimentados en la recaudación de este impuesto en Cantabria, con un 2.673% de incremento; Navarra, con un 187%; o Canarias, un 22,7%. Todas ellas parten de niveles muy bajos, aunque en el caso cántabro, el resultado se debe al traslado de empresas como Solvay, productora de cloro que se mudó en 2016 de Martorell a Torrelavega. En todo caso, esa autonomía eleva su posición hasta acercarse a la recaudación que el Estado obtiene de Galicia.

Aunque el descenso de recaudación en Cataluña es puede atribuir a diversas circunstancias, Convivencia Cívica destaca el cambio de sedes sociales y fiscales de numerosas empresas como consecuencia de la inestabilidad política derivada del proceso soberanista. Por eso, y ante la dificultad de formar gobierno en Cataluña, apelan a la responsabilidad de los políticos y hacen un llamamiento a su sensatez para evitar un perjuicio mayor a la economía catalana.

Más

Fotos

Vídeos