Infinidad de parcelas con árboles que pueden infectarse

Las consecuencias derivadas de la detección de la Xylella en un campo de almendros de Guadalest, con la consiguiente intensificación de medidas de vigilancia, inmovilización, tratamientos obligados e incluso arranques de árboles y arbustos, no se limitan al ámbito agrario. La Comunitat Valenciana está plagada de infinidad de parcelas y jardines en los que abundan especies de plantas que son susceptibles de sufrir Xylella, y también, llegado el caso, Greening, por lo que las actuaciones de prevención, vigilancia y profilaxis implican también a sus propietarios. Sin embargo, dada la enorme dispersión de urbanizaciones, casas aisladas y terrenos de todo tipo, el cumplimiento de las medidas necesarias se complica en estos casos, sin desdeñar la dificultad añadida de la menor concienciación en este tipo de situaciones, por lo que es fácil que se derive en ocasiones la oposición a que se eliminen árboles y arbustos de lugares concretos, como viene ocurriendo por ejemplo en Florida en la lucha contra el Greening.

Fotos

Vídeos