Hortalizas liofilizadas para rentabilizar mejor la producción

Muestras liofilizadas y envasadas al vacío de diversos tipos de tomates, pimientos, pepinos, calabacín, cebolla... / lp
Muestras liofilizadas y envasadas al vacío de diversos tipos de tomates, pimientos, pepinos, calabacín, cebolla... / lp

Fundación Cajamar impulsa el desarrollo de nuevas formas de transformación que no requieren inversiones elevadasLos innovadores tratamientos permiten conservar artículos nutritivos y saludables cuando no se aprovechan en el mercado en fresco

V. LL. VALENCIA.

La Fundación Cajamar Comunidad Valenciana ha presentado los resultados de sus trabajos de investigación agroalimentaria, entre los que destacan los avances en las posibilidades de transformación de productos hortícolas y su aprovechamiento en dietas saludables y nutritivas mediante técnicas de liofilización, secado por infrarrojos y obtención de extractos.

En la habitual jornada anual de puertas abiertas, el presidente de Fundación Cajamar, Santos Fernández; el director de Innovación Agroalimentaria de la entidad, Roberto García Torrente, y el responsable del centro de Paiporta, Carlos Baixauli, explicaron que lo que se busca es desarrollar nuevas formas de transformación de productos hortofrutícolas que permitan

conservar artículos cuando no se aprovechan en el mercado en fresco, bien porque se trata de destríos de las líneas de empaquetado o bien porque hay excedentes en ciertos momentos de cada campaña.

En realidad se trata de poner a punto técnicas que vienen de antiguo, aunque dotándolas de componentes tecnológicos modernos y eficientes, para asegurar la rentabilidad para los productores y la oferta de productos nutritivos, variados y saludables que aporten a los consumidores soluciones y propuestas atractivas.

En el centro de Fundación Cajamar en Paiporta, junto a innumerables variedades modernas de sandías, tomates, pimientos, etc. se expusieron muestras liofilizadas y envasadas al vacío de calabacín, cebolla, diversos tipos de tomates, pepinos, etcétera.

Técnicos y socios de cooperativas pudieron conocer en directo las posibilidades que se abren con estos tratamientos que, además, no requieren elevadas inversiones, por lo que serían fáciles de instalar en los actuales almacenes para procesar sistemáticamente las producciones que así lo requirieran.

Otras líneas de trabajo profundizan en la utilización de hortalizas secadas y micronizadas para la preparación de salsas y diversos formatos que facilitan su utilización en la hostelería, así como su consumo en el hogar.

Se hizo especial hincapié en que el empleo de estas tecnologías alternativas de secado y liofilización permiten incluso mejorar el carácter nutricional y saludable de las matrices alimentarias, minimizando la pérdida de vitaminas, sustancias bioactivas y cualidades nutricionales de las frutas y hortalizas tratadas.

Como se extrae el agua de los productos (el 90% o más de su peso), lo que se consigue por otro lado es facilitar su almacenamiento y el transporte, garantizando que no se alteran sus propiedades. Las posibilidades de la transformación de productos hortícolas van desde el enriquecimiento de zumos, los 'smoothies', salsas, snakcs, etc. Los responsables de estas investigaciones pretenden «hacer ver el potencial de estas técnicas tanto a la industria como al conjunto del sector agroalimentario, puesto que los productos tienen aceptación entre los consumidores».

Fotos

Vídeos