Avanzac Abogados & Consultores Y Efs Abogados & Economista

«A la hora de demandar es importante actuar pronto»

Francisco Estevan y Justo Pascual durante su intervención, junto al periodista José Luis Pichardo./Jesús Signes
Francisco Estevan y Justo Pascual durante su intervención, junto al periodista José Luis Pichardo. / Jesús Signes
Justo Pascual y Francisco Estevan informan a los afectados de Banco Popular y del Banco Valencia sobre cómo reclamar su dinero
E.N.

Existen caminos para recuperar el dinero perdido por los accionistas de los bancos en las absorciones, las claúsulas suelo de las hipotecas o la compra de productos como preferentes. Ese fue el mensaje que lanzaron ayer en la jornada titulada ‘Afectados por el Banco Popular. Tiene solución’, que estuvo a cargo de Avanzac Abogados & Consultores y EFS Abogados & Asesores, ambos despachos especializados en mala praxis bancaria, y que tuvo lugar en el Ateneo Mercantil de Valencia.

La conferencia, que estuvo a cargo de Francisco Estevan Fernández, abogado y economista de EFS, y de Justo Pascual Monar, abogado y MBA IE en Avanzac, tenía como objetivo aconsejar a los afectados por estas situaciones para dejar la economía familiar ordenada antes de irse de vacaciones.

El tema principal que se trató fue la situación de los accionistas del Banco Popular tras su reciente compra por el Santander que ha supuesto la pérdida del dinero invertido por los clientes en las diferentes ampliaciones de capital de la entidad.

Pascual explicó que pueden reclamar el dinero los titulares de bonos y obligaciones subordinadas, pero para ello se debe analizar el perfil del inversor y la experiencia previa que tuvieran en productos complejos en los que hubieran tenido pérdidas manifiestas. «Son casos más fáciles de defender porque son un producto complicado, ahora bien, si se demuestra que tenían conocimiento de lo que hacían, no vamos a recomendar demandar, hay que analizar cada caso individualmente», afirmó. Además, el plazo para poder hacerlo debe ser de menos de cuatro años desde que se conoció el error o, en caso de que haya pasado más tiempo, se puede reclamar por daños y perjuicios. «A la hora de demandar es importante actuar pronto», recalcaron.

Un hecho que también es válido en el caso de los accionistas. En esta circunstancia, los abogados señalaron que hay que distinguir entre el momento de la compra de los títulos. Quienes adquierieron acciones en la ampliación de junio de 2016 pueden reclamar «por error en el consentimiento, puesto que las cuentas no reflejaban la imagen real», explicó Estevan. «Es la posibilidad más sencilla, rápida y probable», indicó, pero es básico adjuntar un informe pericial para demostrar el daño que se ha causado.

Si las acciones son de la ampliación de diciembre de 2012, avisaron que «se debe reclamar cuanto antes para evitar la caducidad de la acción judicial», mientras que los que las adquirieron antes de esa fecha deben acreditar «el daño ocasionado por los administradores».

«Se debe demandar al Consejo de Administración del Banco y al seguro de responsabilidad civil de los administradores por las acciones negligentes y dolosas que pudieran haber cometido», apuntó el representante de Avanzac, eso sí, advirtió de nuevo, «se requiere también de un informe pericial y se debe reclamar cuanto antes».

En este punto, señaló Pascual, se puede reclamar la responsabilidad de los administradores debido a que los miembros del Consejo de Administración tuvieron conductas y actuaciones «contrarias al interés del banco».

Para aquellos que poseían acciones más antiguas la cosa se complica levemente, «porque es más difícil encontrar la prueba». Sin embargo, Justo Pascual insistió en que «tiene solución», aunque «hay que valorarlo antes de meterse en pleitos o vía penal, pues igual no compensa». En este sentido, señaló que ellos trabajan «a éxito», es decir, que solo cobran cuando se gana el caso.

«Reclamar de manera individual y por la vía civil es lo más adecuado»

Respecto a forma en la que realizar la demanda, ambos abogados coincidieron en que la mejor manera es hacerlo de manera individual y por lo civil. «Reclamar de manera individual y por vía civil es lo más adecuado. Nosotros desaconsejamos la vía penal porque requiere un tiempo mucho más largo. Por lo civil se pueden reclamar daños y perjuicios y tener la resolución en un año o año y medio», dijo el también economista Francisco Estevan, que añadió que si una persona posee acciones compradas en diferentes momentos, se debe estudiar el caso y valorar la forma en la que presentar la demanda y las alegaciones. «Cada caso es diferente y hay que tenerlo muy en cuenta para luego poder actuar», insistieron.

Respecto a los accionistas afectados por el Banco de Valencia, informaron que se puede reclamar por la vía penal o civil, aunque recomendaron hacerlo también por esta última, ya que «existe nueva jurisprudencia que lo avala», algo que también sucede con otros productos como las cuotas CAM. «Pero existe un plazo para reclamar, por lo que lo mejor es consultarlo pues un mal asesoramiento puede anular la acción», dijo el abogado de EFS.

En el tema de cláusulas suelo, los especialistas recordaron que es importante cuantificar el importe reclamado. «Hay que saber si ha habido una reclamación previa y si el banco ha respondido y todo lo que se ha hecho hasta el momento», apuntaron, pero «la vía es bastante sencilla».

«Nosotros recomendamos hacerlo ahora porque hay jurisprudencia novedosa que da una seguridad y posibilidad de éxito», aclaró Justo Pascual.

Para concluir, los dos abogados lanzaron un mensaje positivo a los asistentes, pues consideran que hay muchas posibilidades de éxito y que las demandas saldrán adelante, pero recordaron que para ello es necesario estar bien asesorados.

Fotos

Vídeos