Las grandes empresas huyen de Cataluña

Caixabank pasará a tener su sede en Valencia y el Sabadell en Alicante. Las dos grandes referencias bancarias catalanas cambian de dirección ante la amenaza secesionista, lo mismo que lo ha hecho Gas Natural en dirección a Madrid o el Banco Mediolanum en Valencia. La defensa de los intereses de los accionistas, clientes y trabajadores está detrás de una medida, facilitada con un cambio en la Ley de Sociedades de Capital aprobado por el Consejo de Ministros.

Fotos

Vídeos