Goirigolzarri urge a solucionar la crisis de Cataluña para evitar daños irreversibles

INÉS HERRERO VALENCIA

El presidente de Bankia restringió ayer el impacto de la crisis de Cataluña en el negocio bancario a una única semana de movimientos de una entidad a otra por parte de fondos, más que de clientes, aunque después del puente del Pilar se volvió a la normalidad.

«A nosotros no nos vino bien porque todo lo que es malo para Cataluña y para España no es bueno para nosotros», recalcó en la ya habitual comida con periodistas previa a la junta general de accionistas de hoy.

Según Goirigolzarri, del «nerviosismo» vivido en los días posteriores al referéndum ilegal del 1 de octubre, que atestigua el traslado de las sedes de Caixabank y Banco Sabadell, se pasó al «momento de normalidad» actual, en el que no aprecia «nada extraño» desde el punto de vista del negocio bancario.

No obstante, preguntado por si le preocupa la situación de Cataluña y el posible perjuicio de esa crisis política, el presidente de Bankia recalcó que «cualquier solución tiene que pasar por el respeto a la ley, al estado de derecho y a la Constitución Española», y defendió que «cuanto antes se alcance una normalización en ese ámbito, mejor para todos, para España y, desde luego, para Cataluña».

En este sentido, el dirigente de Bankia aspira a que el conflicto catalán «dure el menor tiempo posible» porque conlleva incertidumbres que son nocivas y generan «un impacto difícil de medir a corto plazo» pero que, a medida que se alargue la inestabilidad, derivará en efectos «más largos e irreversibles».

Goirigolzarri también descartó que el cambio de sedes de Caixabank a Valencia y de Banco Sabadell a Alicante afectase al negocio de Bankia en esta comunidad. Es más, aseguró que se alegró mucho de ambos traslados porque «todo lo que sea bueno para la Comunitat Valenciana, es bueno para Bankia», dado que tiene en esta autonomía su sede y el 20% de su negocio.

Para el presidente de Bankia, el cambio de domicilio de ambas entidades «fue una buena noticia para la Comunitat Valenciana», en términos de reconocimiento de su imagen y del potencial económico.

Goirigolzarri, que suele sacar pecho de la valencianía del banco que preside durante sus frecuentes visitas a Valencia, se disculpó ayer reiteradamente por haber organizado un encuentro con periodistas en la festividad de San Vicente Ferrer, patrón de la Comunitat.

Fotos

Vídeos