Goirigolzarri descarta que Bankia se venda o fusione con otra entidad antes de 2020

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, al inicio de la junta general de accionistas  de 2018. / Damian Torres
El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, al inicio de la junta general de accionistas de 2018. / Damian Torres

El presidente afirma que el banco inicia una fase expansiva con la que quiere ponerse a la cabeza del sector en España

Á. MOHORTE VALENCIA.

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, descartó que la entidad se plantee «ningún tipo de fusión» con otra entidad, ante los rumores de que pudiera estar negociándose una unión a BBVA o al banco de Sabadell. «Nuestro plan estratégico no lo contempla», señaló en respuesta a los accionistas asistentes a la junta general que le han preguntado sobre la materia. Sin embargo, esta última matización aporta un matiz, ya que la hoja de ruta presentada hace unos meses para la entidad expira en 2020.

Esta respuesta va en linea con la que ofreció la víspera y que aseguraba: «nunca me he sentado con ningún colega ni español ni extranjero a negociar ningún tipo de fusión». Entre las pretendientes se cita a BBVA, Sabadell o Caixabank y, aunque el directivo descarta cambios a corto plazo, también advierte que «uno nunca sabe lo que va a pasar a medio o largo plazo» y «en el mercado no se puede decir que algo no vaya a ocurrir».

En todo caso, Goirigolzarri, anunció ante la junta general de accionistas celebrada ayer en Valencia que la entidad inicia desde ahora «una nueva etapa de crecimiento» con el objetivo de «ser el mejor banco de España» en 2020. Es decir, «el más rentable, eficiente y solvente entre las grandes entidades del país», una evidente posición de fuerza de cara a su privatización.

El máximo dirigente rechaza la posibilidad de repartir las juntas entre Valencia y Madrid

El banquero se ve ahora con las manos libres para gestionar la entidad, ya que desde 1 de enero se levantaron las restricciones impuestas tras el rescate en aspectos como el crédito promotor, además de estar «muy avanzada» la integración de BMN, con la que ha sumado unos activos en 34.800 millones hasta ser la cuarta entidad en volumen de negocio. A su vez, el Frob vendió un 7% de Bankia, dando un paso más en el proceso de privatización que se había aplazado en las últimas fechas.

En el segmento de particulares, su objetivo para 2020 es incrementar el número de clientes en un 5%, lo que traducido a valores absolutos, representa elevar el número de clientes en 400.000. En la banca de negocios, tiene el objetivo de incrementar el número de clientes en un 20%, y aunque parezca un objetivo ambicioso, «en realidad es sólo ligeramente superior al crecimiento de cerca del 19% del periodo 2015-2017», destacó.

La elección de la fecha de 2020 se debe a que es el año en el que finaliza el Plan Estratégico presentado recientemente, y con el que quiere ser entonces una franquicia con «un beneficio en el entorno de los 1.300 millones de euros, una rentabilidad (ROE) de doble dígito, un ratio de eficiencia cercano al 45% y un balance muy sólido, bien capitalizado y con unas tasas de mora por debajo del 4%».

A los accionistas les promete una cantidad superior a los 2.500 millones de euros (un 20% del valor de capitalización actual del banco) mediante dos vías: el dividendo ordinario en efectivo, con un 'pay out' (porcentaje de beneficios que se reparte) entre el 45% y el 50%, y la distribución del exceso de capital que se genere por encima del 12%.

Para ello, Bankia apuesta por un modelo de 'gestión responsable', que se fundamenta en cuatro pilares: «excelente gobierno corporativo, equipos comprometidos, clientes satisfechos y la aportación y el compromiso de la entidad con la sociedad española». También de cara al futuro, Goirigolzarri detalló que otro de los objetivos que se marca la entidad en su modelo de gestión es profundizar en el concepto de 'digitalización responsable', «en el que la privacidad y una adecuada gestión de los datos de los clientes sea nuestra máxima referencia».

En respuesta a los accionistas que usaron el turno de palabra para criticar la evolución de la acción, el presidente de la entidad aseguró que ha sido positiva, tomando como referencia la media del sector bancario europeo o el Ibex 35. De hecho, recordó que él mismo tiene un relevante paquete de acciones y está muy satisfecho de su evolución.

Por otra parte, Goirigolzarri ratificó que las juntas de accionistas se celebrarán en Valencia, sin excepción, en contra de la propuesta de un interviniente para que se celebraran alternativamente en Madrid, y, sobre la inversión en industrias armamentística que advirtió el colectivo Banca Armada, aseguró compartir sus principios y les solicitó un informe sobre los casos que denuncian.

Más

Fotos

Vídeos