La Generalitat volverá a dar ayudas para reformar baños, cocinas y rampas

La Generalitat volverá a dar ayudas para reformar baños, cocinas y rampas
LP

La consellera de Vivienda anuncia más presupuesto y posibles vías para dar cabida a quienes se quedaron fuera por falta de fondos

I. H.

valencia. La Generalitat volverá a lanzar el año que viene las ayudas para la reforma interior de baños, cocinas y la adaptación de las viviendas a las condiciones necesarias de accesibilidad, de las que se beneficiaron 863 familias en su primera convocatoria. Según anunció ayer la consellera de Vivienda, María José Salvador, incrementarán el presupuesto del conocido como Plan Renhata, que este año ascendía a tres millones de euros, para poder llegar a más gente.

Además, se están planteando ampliar la ayuda básica de 300/500 euros para «compensar también el coste del técnico colaborador necesario para pedir las ayudas» y estudian mecanismos para que quienes se quedaron fuera de la primera convocatoria por falta de presupuesto puedan optar en 2018.

Tras reunirse con una delegación de la Asociación Española de Fabricantes de Azulejos y Pavimentos Cerámicos (Ascer), encabezada por su presidente, Isidro Zarzoso, la consellera dio por superadas las expectativas iniciales, lo que «demuestra que este plan era necesario», además de ser «una reivindicación históricas del sector».

Cabe recordar que este plan contempla ayudas dirigidas a los propietarios, usufructuarios o arrendatarios de viviendas de la Comunitat construidas antes de 1996, a excepción de las actuaciones de adaptación para personas con diversidad funcional, encaminadas para mejorar su habitabilidad.

En su primera edición, las subvenciones del Plan Renhata para reformar baños, cocinas e instalar elementos de accesibilidad cubrían el 35% del presupuesto protegible, hasta un máximo de 4.200 euros.

Fotos

Vídeos