El Gobierno quiere recaudar la 'tasa Google' ya en 2018

Román Escolano./Efe
Román Escolano. / Efe

España no esperará a que haya consenso europeo por la necesidad de financiar el aumento de las pensiones

ADOLFO LORENTECorresponsal en Bruselas

Hay prisa. Tanta, que el ministro de Economía, Román Escolano, ha desvelado esta mañana que el Gobierno hará todo lo posible para que el nuevo impuesto a las gigantes de Internet, la llamada 'tasa Google', comience a recaudarse lo antes posible para hacer frente a los 1.800 millones que supondrá la subida de las pensiones pactada con el PNV. Escolano había anunciado que la recaudación comenzaría en 2019, aunque fuentes del Ministerio han matizado que la intención es aplicarlo este mismo año.

El anuncio lo ha realizado en Sofía, la capital búlgara, donde los ministros de Finanzas de los 28 se han reunido para de debatir, entre otros asuntos, la imposición de este tributo a nivel comunitario, como propuso ya hace algunas semanas la Comisión Europea para ingresar hasta 5.000 millones al año. Grosso modo, Bruselas plantea un impuesto del 3% para las empresas que facturen más de 750 millones de euros en todo el mundo y más de 50 millones en la UE.

El problema es que en Europa, las decisiones fiscales se adoptan por unanimidad y aquí, países como Luxemburgo o Irlanda no están por la labor. Por contra, las grandes potencias del club como Alemania, Francia, Italia o España sí ham apostado fuerte por su creación. De hecho, Escolano ha asegurado que no esperarán a la UE y que seguirán una tramitación paralela.«Estamos también dispuestos a avanzar a escala nacional», ha remarcado. «Nuestra idea es presentarlo cuanto antes y que tenga efectos también en el año 2019 y sucesivamente», ha dicho.

¿Cuánto dinero se ingresaría? Sobre la gran pregunta sigue sin haber respuestas. Lo que sí ha pedido es el apoyo de la oposición para que puedan agilizarse los trámites en el Congreso. «Lo que sí que me gustaría es hacer una apelación al mayor consenso posible. Aquí estamos ante un nuevo camino de la tributación que se adapta a la llamada nueva economía y no pensamos que debería haber divisiones políticas importantes. En Europa estamos viendo que Gobiernos de todo signo político están unidos en considerar que esta es una de las tareas en las que tenemos que avanzar», ha remarcado.

Plan de estabilidad

Respecto al Plan de Estabilidad aprobado el viernes por el consejo de ministros, Escolano ha avanzando que lo enviarán el lunes a Bruselas y se ha mostrado convencido de que la Comisión dará su visto bueno pese a dar marcha atrás en la reforma de pensiones aprobada en 2013, que en su día pidió la UE y que hasta hace unos días seguía defendiendo.

«Pensamos que la acogida que va a tener el plan de estabilidad es la propia de un país que está en cabeza del crecimiento en Europa, que somos quizá la economía que más contribuye en estos momentos en términos relativos al crecimiento de la UE, un país que está creando empleo sin desequilibrios económicos y que ha planteado unos objetivos ambiciosos de reducir el déficit público en 2021 y bajar la deuda pública por debajo del 90%», ha ensalzado.

Sánchez aplaude el impuesto pero reclama debatir sobre «fiscalidad justa»

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha considerado que el nuevo impuesto digital es «un paso adecuado» hacia la sostenibilidad del sistema público de pensiones, pero ha reclamado la apertura de un «debate sobre la fiscalidad justa» en el marco del Pacto de Toledo.

«Sin lugar a dudas que se plantee un impuesto a grandes empresas tecnológicas, que no pagan, no contribuyen conforme a los beneficios que tienen en nuestro país, nos parece un paso adecuado», ha señalado Sánchez tras ser preguntado por la nueva fiscalidad a las grandes empresas tecnológicas anunciada Montoro para sufragar el aumento de las pensiones acordado con el PNV en la negociación de los Presupuestos Generales del Estado.

Según ha dicho, la sostenibilidad del sistema público de las pensiones es «una de las tareas pendientes» del Gobierno de Mariano Rajoy, por lo que considera necesario «abrir el debate sobre los ingresos públicos». Al respecto, y sobre el programa de estabilidad enviado por España a Bruselas, ha dicho que Montoro hace un «dibujo sobre el estado del bienestar que es absolutamente demoledor» e «inaceptable» para una sociedad que demanda una sanidad, una educación y un sistema de pensiones públicos «de calidad».

Para Sánchez, la calidad en el sistema público de pensiones no se puede dar con un déficit de 18.000 millones de euros en la Seguridad Social y, asimismo, ha reclamado una pensiones «dignas», por lo que ha vuelto a rechazar la revalorización del 0,25% y ha pedido que vuelva a ligarse a la inflación o con el incremento salarial «como hacen el conjunto de países europeos».

Por todo ello, y tras recordar que el PSOE ha planteado un impuesto extraordinario al sector financiero, que «fue rescatado», ha pedido que «todos estos debates» se aborden en el seno del Pacto de Toledo, donde el PSOE «está dispuesto a sentarse a hablar y a garantizar la dignidad de la pensiones y la sostenibilidad económica del sistema público de pensiones». Sánchez ha sido preguntado por esta cuestión por los periodistas en el marco de la Feria Nacional del Queso que se celebra este fin de semana en la localidad cacereña de Trujillo.

Fotos

Vídeos