Las Provincias

El Gobierno abre la puerta a bajar impuestos si se mantiene la senda de estabilidad

El secretario de Estado de Presupuestos y Gastos, Alberto Nadal.
El secretario de Estado de Presupuestos y Gastos, Alberto Nadal. / Efe
  • El secretario de Estado de Presupuestos y Gastos, Alberto Nadal, aboga por mantener la política actual para "ganar credibilidad" y confianza

El Gobierno insiste en la necesidad de que el Congreso respalde los Presupuestos de 2017 para mantener una política económica que a su juicio ha permitido la recuperación económica. “En el futuro hay que hacer más de lo mismo para ganar credibilidad y generar cerca de 500.000 empleos anuales”, ha señalado el secretario de Estados de Presupuestos, Alberto Nadal. Una senda que según ha anunciado permitirá “tocar figuras impositivas con impacto en el crecimiento” además de mejorar las inversiones y los recursos en I+D+i.

Aunque Nadal no ha hecho mención a ningún impuesto concreto la intención de Hacienda siempre ha sido rebajar el IRPF cuando el déficit se reduzca por debajo del 3%. Algo que, en principio, deberá ocurrir en 2018. De hecho, el acuerdo de investidura entre PP y Ciudadanos ya contempla la reducción de este tributo dos puntos cuando España salga del programa de déficit excesivo de la UE. El propio Nadal ha recordado que en 2015 y 2016, cuando la situación económica fue mejor, el Ejecutivo ya rebajó el IRPF (lo había subido nada más llegar Rajoy a la Moncloa a finales de 2011) y también Sociedades.

Una rebaja que según ha reconocido el secretario de Estado fue más intensa de lo previsto (unos 4.000 millones) y provocó que España incumpliera el objetivo de déficit “por primera vez”. Y es que Nadal ha insistido en que España salvo ese ejercicio “siempre ha cumplido el déficit nominal o el estructural”. Eso sí, ha reconocido que los objetivos de Bruselas se han ido “adaptando” a la situación económica -lo que ha provocado varias prórrogas-. Sin embargo, Nadal ha destacado que la senda de estabilidad trazada por el Gobierno permitirá que España “en dos o tres años” tenga un déficit “casi inexistente”.

Nadal ha presumido de que el déficit ha pasado del 9,3% en 2011 hasta el 4,3% de 2016. Una reducción que en su opinión se ha hecho “sin recortes” en las partidas sociales. De hecho, ha recordado que si en 2007 el gasto social suponía el 57% del gasto total, en 2016 esa cifra se elevó al 63,9%. En este sentido, ha insistido en que ya el pasado ejercicio hubo más inversión en sanidad, educación y servicios sociales que en 2007. Sin embargo, Nadal sí ha reconocido que se han recortados otros gastos, como los intereses de la deuda o los gastos intermedios. Algo que ha permitido que el gasto público se sitúe en 2017 en el 41%, lo que supone 5 puntos menos que en 2007.

Por último, sobre los ingresos ha relativizado las críticas de la Autoridad Fiscal sobre que están “sobrevalorados” y ha recordado que en este ejercicio se prevé que la recaudación alcance el volumen precrisis. Por eso ha descartado la subida de algunos impuestos como el IVA al turismo, algo que reclama la UE o el FMI. Asimismo, el secretario de Estado ha destacado que la presión fiscal en España se sitúa en el 38,6% frente al 46,5% de la media de la UE.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate