Las Provincias

Las quejas contra Hacienda se disparan casi un 48% aunque el fisco lo ve «normal»

  • Una de cuatro reclamaciones se deben a la discrepancia de los contribuyentes respecto a cómo se aplican las normas tributarias

La mayoría de los contribuyentes no dudan a la hora de manifestar en público su enfado con Hacienda -se paga mucho, se nota poco el retorno en servicios y prestaciones, etcétera-, pero luego son más bien pocos los que luego ponen manos a la obra para formalizar su malestar. Así, frente a los 19,5 millones de declarantes del impuesto de la renta (IRPF) en España, Hacienda recibió 15.391 quejas el año pasado, incluidas también sugerencias (solo el 7% del total de los escritos presentados) por todo tipo de asuntos tributarios.

No obstante, aunque en comparación pueden no parecer demasiadas, suponen la cifra más alta de toda la serie histórica recopilada por el Consejo para la Defensa de Contribuyente, que este miércoles publicó sus datos referidos al ejercicio fiscal de 2014. Además, echando la vista atrás, son 3.700 más que el ejercicio anterior (un alza del 31,5%) y casi el triple de las que se registraban a principios de este siglo (5.939 en el año 2000).

El grueso de las reclamaciones ciudadanas recayeron en la propia Agencia, con 12.248, lo que supone prácticamente ocho de cada 10. Esto supone que su número se disparó un 47,6% respecto al año anterior, circunstancia que los expertos vinculan a las discrepancias crecientes por la presión recaudatoria de la Administración. Y es que la última reforma fiscal, con una rebaja de tipos y tramos, no entró en vigor hasta el 1 de enero de 2015.

La siguiente entidad con más quejas fue el Catastro -encargado de registrar los bienes inmuebles-, con el 4,9% de las recibidas, si bien fue precisamente donde menos aumentaron en el año (5,1%).

Retrasos y mal trato

Según los tipos de asuntos a tratar, la disparidad sobre cómo aplican desde la Administración las normas tributaria motivó casi una de cada cuatro quejas (23,9%). Le siguieron en importancia las peticiones relacionadas con una información inadecuada por parte de Hacienda y una mala asistencia (16,7%), así como las vinculadas a retrasos en la tramitación de asuntos (5,2%) e incluso al mal trato recibido desde los funcionarios (4%).

Pese al enfado creciente de los contribuyentes, en Hacienda ven «normal» el porcentaje de reclamaciones recibidas en atención al gran volumen de asuntos que tramita anualmente. La Administración respondió a todas, aunque apenas en un 3% de los casos (471) los interesados mostraron su disconformidad.