Las Provincias

Herede como los ricos: claves para pagar a Hacienda lo menos posible

Dimas Gimeno y Ana Botín seguirán al frente de las empresas presididas por Isidoro Álvarez y Emilio Botín.
Dimas Gimeno y Ana Botín seguirán al frente de las empresas presididas por Isidoro Álvarez y Emilio Botín.
  • No sólo las grandes fortunas, como las de Emilio Botín o Isidoro Álvarez, pueden aliviar el impacto del Impuesto de Sucesiones. Si se planifica, el coste de heredar puede ser menor mediante la empresa familiar, las donaciones y la residencia fiscal

El expresidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, dejaba claro cuál había sido el impacto de la herencia del padre de Emilio Botín, presidente del Santander, para las arcas de Cantabria: «Supuso una inyección de 10.000 millones de las antiguas pesetas». Se trataba de una herencia materializada en 1989. Ahora, 25 años después, el impacto que puede tener la sucesión de los bienes que Botín ha dejado a sus herederos tras fallecer hace dos semanas será, desafortunadamente para la Administración, mucho menor. Aunque haya más patrimonio en juego.

Cada vez hay más conciencia a la hora de planificar la sucesión y evitar el gravamen del Impuesto de Sucesiones. Así lo han ido aprendiendo las grandes fortunas del país. Sus estrategias de planificación sucesoria han ido dando sus frutos, al evitar el desembolso de astronómicas cantidades de dinero. Salvando las distancias con las sucesiones de Emilio Botín, Isidoro Álvarez o Rosalía de Mera, entre otros, usted también puede organizar el reparto de sus bienes para que a los suyos les cueste el menor dinero posible. «Es mejor realizar una sucesión testamentaria que la intestada», explica Isabel Gozalo, letrada del Consejo General de la Abogacía. «Es más lógico que quien otorga el patrimonio haya dejado indicado las líneas generales del reparto respetando lo que dice el derecho», apunta. Por su parte, Juan Luis Falcón, socio responsable de Empresa Familiar de Garrigues, explica que «aún hay mucho rechazo al tratar sobre estos asuntos». Se trata de algo que va mucho más allá de ir al notario. (Más información en Finanzas.com)