José Luis Santa Isabel, Presidente de Fecoval: «La colaboración público-privada en la Comunitat está en este momento a cero»

José Luis Santa Isabel, en la sede de Fecoval.
José Luis Santa Isabel, en la sede de Fecoval. / Manuel Molines

Los constructores valencianos remiten un plan de obras públicas al Congreso de los Diputados para un pacto de Estado José Luis Santa Isabel Presidente de Fecoval

ELISABETH RODRÍGUEZ VALENCIA.

El diagnóstico del estado de la obra pública en la Comunitat Valenciana se podría resumir en tres aspectos: falta de financiación, infrainversión e inexistencia de colaboración público-privada, según sostiene el presidente de la Federación de Empresas de la Comunitat Valenciana Contratistas de Obras de la Administración (Fecoval), José Luis Santa Isabel. Mientras que denuncia la marginación presupuestaria a la que está sometida la región por parte del Estado, también apunta con el dedo a ala Generalitat al indicar que no todos los socios de Gobierno autonómico tienen la misma sensibilidad hacia la colaboración entre las empresas y las administraciones.

-¿Qué obras son prioritarias en la Comunitat?

-Tenemos pendientes tres tramos para licitar en el 'bypass'. También están los accesos al Puerto de Valencia, tanto por el norte como por el sur; son marginales que no se tocan desde hace 30 años. Un puerto como el de Valencia no puede permitirse sólo una entrada. Luego está el acceso al aeropuerto de Alicante, no se puede permitir que sea una nacional la única vía de entrada. El Corredor del Mediterráneo es una de las reivindicaciones más sonadas, es desoladora la situación de espera. Es necesario que se ponga en marcha, pero como toca, con su doble plataforma y doble ancho de vía. El eje del Cantábrico, infraestructuras hídricas, colegios y la rehabilitación de las sedes judiciales son también urgentes.

-Estamos a mitad de legislatura y el problema de los barracones sigue presente ¿cómo valora la gestión al respecto?

-Llevamos año y medio trabajando en la concesión de la construcción de nuevos colegios. Se está avanzando en los de primaria porque dependen de los ayuntamientos y algunos se lo pueden permitir. Por otro lado, me consta que la conselleria está trabajando en un plan para los barracones y ahí he de defender la posición del Gobierno valenciano, ya que han hecho todas las diabluras posibles desde el principio para atajar ese problema.

-¿Cuándo enviarán su plan de infraestructuras al Congreso?

-Ya se está mandando a diputados y senadores. Este estudio ha eliminado esa idea de que todas las infraestructuras ya están hechas. Hasta ahora, no estaban cuantificadas en bloque. Estamos hablando de que la Comunitat tienen necesidad de 2.000 millones de euros al año en obra pública. Lo que queremos es que se haga un pacto político que supere las legislaturas.

-¿En qué situación está la formación en el sector

-Con la crisis y las jubilaciones, hemos pasado de 280.000 empleos a 80.000. Si ahora empieza a funcionar la obra nueva, nos encontramos con el problema de que no hay gente formada. Ante esta situación, Fecoval ha ofrecido a la conselleria los centros de la Fundación Laboral de la Construcción para poder impartir formación profesional de segundo grado en dos títulos que ahora mismo no se están dando en la Comunitat.

-¿Y la colaboración público-privada en la Comunitat?

-La colaboración público-privada en la Comunitat está en este momento a cero. No hay la misma sensibilidad por parte de todos los partidos que forman el Consell. El plan de infraestructuras que hemos presentado contempla que el 35% de las actuaciones sean cofinanciadas.

-¿Qué espera de las modificaciones de la ley de ordenación del territorio (Lotup)?

-Acabamos de mandar nuestras alegaciones a la nueva norma. Esta normativa va a permitir sobre todo la rehabilitación. No es lo que queríamos pero hemos conseguidos avances. Lo cierto es que hay que rehacer las ciudades para la nueva movilidad y, para ello, es indispensable el capital privado. El Consell no tiene dinero, pero por lo menos ha legislado. Cuando haya una mejor financiación, habrá herramientas con las que trabajar.

-¿Qué está ocurriendo con las bajas temerarias en la Comunitat?

-Es un peligro cada vez más frecuente. Las empresas han ajustado tanto que no cubren siquiera costes. Me preocupa la facilidad de la Administración para aceptar las bajas temerarias, con todas las consecuencias que ello tiene; a nivel de salarios, empleo y demás. Hay que buscar fórmulas donde se elija lo más conveniente y no lo más barato.

-¿Aitecon corre el riesgo de caer en los errores de la extinta Aidico?

-Tras la pérdida de Aidico, Fecoval y Fevec creamos Aitecon, que realiza labores de investigación en el sector. Nosotros huimos del error que llevó a Aidico a su fin. No hay investigaciones sin expectativas claras ni futuro.

-¿Cómo les afectó el retraso en los Presupuestos a raíz del bloqueo político del pasado año?

-Para este año 2017, el Estado ha presupuestado 585 millones para la Comunitat, algo menos que el pasado año. De este modo, si se sigue la tónica del ejercicio anterior, a finales de 2017 se habrá licitado solo el 30%. Esto es una inversión pírrica.

Fotos

Vídeos