La falta de estibadores en verano se agrava por las exigencias del nuevo decreto ley

Un total de 180 trabajadores no pueden realizar labores de carga y descarga al no disponer del certificado de profesionalidad

E. RODRÍGUEZ

valencia. La falta de estibadores en verano, que hace dos días imposibilitó la descarga de hasta veinte barcos en el Puerto de Valencia, se agrava a raíz de una de las modificaciones introducidas por el nuevo decreto ley, que entró en vigor el pasado mes de mayo. En concreto, un total de 180 trabajadores de la bolsa no pueden realizar labores de carga y descarga al no contar con el denominado «certificado de profesionalidad», un nuevo requisito impuesto por el Ministerio de Fomento y que, actualmente, solo puede concederlo un centro de formación ubicado en Gijón.

Según explican fuentes de la Sociedad de Estiba en Valencia (Sevasa) a LAS PROVINCIAS, estos estibadores se encuentran en «una especie de limbo jurídico», ya que todavía está pendiente el desarrollo reglamentario que determine qué organismos son competentes para expedir esta autorización.

Hasta ahora, los estibadores de la bolsa podían ejercer labores de carga y descarga con una titulación de FP. Sin embargo, el decreto ley -que se elaboró con el objetivo de liberalizar el sector- ha sustituido dicha titulación por el requisito de tener 100 jornales trabajados o, en su defecto, disponer del certificado de profesionalidad.

Sin embargo, para obtener esta licencia es necesario realizar un curso de seis meses, por lo que, en el mejor de los casos, los estibadores que se hayan inscrito en el centro de Gijón podrían realizar labores de carga y descarga a partir de octubre. El problema está en que la mano de obra es urgente durante el periodo estival, que además está especialmente afectado por la falta de acuerdo entre los sindicatos y empresas para cubrir las vacantes.

Fotos

Vídeos