La falta de candidatos hace innecesarias las elecciones en las cámaras de comercio

José Vte. Morata. / T. Rodríguez
José Vte. Morata. / T. Rodríguez

El próximo 1 de marzo sólo votarán a sus representantes dos subgrupos en Alicante, mientras que los presidentes los elegirán los miembros del pleno

Á. M.

Valencia. El proceso de renovación de las cámaras de comercio de la Comunitat Valenciana después de estar con el mandato caducado desde 2014 se completa la próxima semana sin prácticamente urnas o votaciones. El 1 de marzo únicamente votarán los miembros de los subgrupos de Actividades Financieras y de seguros y los de educación y Sanidad en la Cámara de Comercio de Alicante.

El pacto alcanzado en el resto de sectores de esa cámara y las de las otras cuatro de la Comunitat limita la denominación de 'elecciones camerales' meramente a lo forman después de estrenar ley. Respecto los presidentes, por el momento el único que ha confirmado sus voluntad de presentarse a la reelección ha sido el de la valenciana, José Vicente Morata, y fuentes conocedoras del proceso estiman que no tendrá rival cuando se constituya en pleno y sean sus 60 miembros (y no el conjunto del censo) los que voten.

El cambio de la Ley de Cámaras al que responden estas nuevas elecciones no ha alterado el transcurso habitual de los procesos en las entidades empresariales. De hecho, ha sido una excepción que se recurriera a las urnas. La última vez que en los puestos patronales clave se produjo una confrontación fue en la sucesión de José Vicente González en la Confederación Empresarial Valenciana (CEV). Era el año 2011 y se las vieron el candidato previsto, Salvador Navarro, y el inesperado Juan Manuel Real, respaldado desde el sector de la Construcción por Juan Eloy Durá, hasta ese momento hombre fuerte en la patronal.

Los votos fueron de forma mayoritaria en favor de Navarro y más de uno de los protagonistas vinculó ese episodio a la intención de Durá de desquitarse después de ser durante años el sucesor designado hasta que llegó la hora de la verdad.

Casi hubo también votaciones en 2005, cuando salió de la CEV Rafael Ferrando. En ese momento, surgieron como aspirantes José Vicente González y José Vicente Morata. Sin embargo, se alcanzó un pacto con el que Morata se conformó con la patronal de las pymes Cepimev, mientras se esperaba a la retirada de Arturo Virosque al frente de Cámara Valencia, lo que ocurrió en 2010. Así, González se estrenó como presidente de CEV, y Salvador Navarro, que había renunciado a presidir Cepymev en favor de Morata, asumió el compromiso de esperar e iniciar entonces su carrera en el poder empresarial.

Fotos

Vídeos