El juez deja libre a Falciani bajo estrictas medidas de vigilancia

El magistrado De Egea desoye a la Fiscalía e impone al 'cazaevasores' del HSBC la retirada del pasaporte, comparecencias semanales y prohibición de salir de su localidad sin permiso

Mateo Balín
MATEO BALÍNMadrid

Daniel Hervé Falciani, el ingeniero informático italo-francés, ha salido en libertad provisional de la Audiencia Nacional tras ser arrestado ayer por la Policía Nacional en Madrid, en cumplimiento de una orden de detención internacional (OID) remitida por la Fiscalía de Ginebra (Suiza) tras ser condenado en firme en mayo de 2016 a cinco años de prisión por un delito de espionaje económico.

El magistrado de la Audiencia Nacional Diego de Egea, de refuerzo en el Juzgado Central de Instrucción número seis, ha decretado la libertad condicional bajo medidas cautelares. Entre otras, retirada de pasaporte, prohibición de salir del territorio nacional, comparecencias semanales y prohibición también de abandonar su domicilio sin comunicarlo a la autoridad judicial.

La decisión del juez difiere de la petición formulada por la Fiscalía de la Audiencia Nacional, que había pedido al magistrado que enviara a prisión provisional sin fianza al exempleado del HSBC mientras se resuelve el proceso de extradición a Suiza.

El teniente fiscal Miguel Ángel Carballo había alegado riesgo de fuga del detenido para mandarle a prisión, aunque también dejó abierta la puerta a la imposición de medidas cautelares menos restrictivas. Una postura contraria a la que mantuvo la propia Fiscalía cuando se tramitó el anterior proceso de extradición contra Falciani, que fue denegado por un tribunal de la Audiencia Nacional en mayo de 2013.

Según la OID remitida por la Fiscalía de Ginebra, Falciani, de 46 años, debe cumplir los 4 años y 195 días de condena que le restan una vez descontados los 170 días que estuvo en prisión provisional. El ingeniero informático está condenado en firme por un Tribunal Penal suizo por delitos de espionaje financiero agravado por haber intentado revelar con la famosa 'lista Falciani', que fue avalada por el Tribunal Supremo como prueba incriminatoria, secretos de negocios a empresas privadas y organismos oficiales extranjeros.

Cosa juzgada y arraigo

El abogado de Falciani, Manuel Ollé, ha defendido que se le dejara en libertad alegando que la Audiencia Nacional ya rechazó en mayo de 2013 su extradición por los mismos hechos por los que se le ha condenado en Suiza y que, por tanto, se trata de cosa juzgada. Una mención que también hace en su auto el juez De Egea.

También ha argumentado el defensor que su cliente tiene arraigo, domicilio en España y ha mencionado ante el juez la posibilidad de que esta entrega se pueda tratar de un «intercambio de cromos», con lo que se podría referir a la ex secretaria general del ERC Marta Rovira, huida en Suiza. Una mención que no le ha gustado al instructor, según fuentes jurídicas consultadas.

El ingeniero informático que extrajo del HSBC suizo la lista de 120.000 evasores fiscales de todo el mundo fue detenido este miércoles cuando se dirigía a dar una conferencia a la Universidad de Comillas sobre paraísos fiscales y que iba a contar con la presencia de técnicos de Hacienda.

La orden de detención no la emitió ningún juzgado español, sino que fue la Policía quien recibió la información a través del sistema intraeuropeo Sirene el 19 de marzo pasado.

El Gobierno ha reconocido que Falciani apoyó a Hacienda en la lucha contra el fraude fiscal y la Fiscalía sostuvo en la vista de extradición que su información del HSBC permitió repatriar 300 millones de 659 defraudadores españoles.

Más información

Fotos

Vídeos