La factoría de Ford alcanza su mejor dato de producción y empleo fijo en una década

El director de Fabricación de Ford España, Dionisio Campos, charla con el presidente Ximo Puig durante la visita de ayer. / lp
El director de Fabricación de Ford España, Dionisio Campos, charla con el presidente Ximo Puig durante la visita de ayer. / lp

La planta prevé fabricar 417.000 vehículos este año, un 5% más que el anterior, gracias al tirón del Kuga

INÉS HERRERO VALENCIA.

El mercado del automovil es cíclico y, al igual que hace un tiempo obligó a la planta valenciana de Ford a realizar ajustes porque la evolución de las ventas no era la esperada, ahora las correcciones son al alza. Así lo apuntaba ayer el director de Fabricación de Ford España, Dionisio Campos, que da por sentado que la factoría de Almussafes superará «con creces» los 400.000 vehículos fabricados este año, frente a los 396.000 del pasado ejercicio, y alcanzará «una cifra récord desde que se implementó la transformacion de la planta» para pasar de modelos pequeños como el Fiesta o el Ka a otros más complejos.

«Es verdad que se han fabricado 422.000 vehículos pero el contenido de esos vehículos era de 14 o 15 horas por coche, mientras que ahora estamos alrededor de 22 o 23 horas por coche, con muchísimo más valor añadido», recalcó Campos para enfatizar ese hito en presencia del presidente Ximo Puig, que visitó ayer las instalaciones.

Las previsiones de producción, de hecho, recogen que la factoría de la multinacional cerrará este año con 417.000 vehículos fabricados, un 5% más, y marcará así su mejor registro de producción en cerca de una década, al igual que en términos de empleo fijo, según asegura a LAS PROVINCIAS el responsable de UGT en la planta, Carlos Faubel.

En la actualidad, la factoría produce 1.820 vehículos diarios, prácticamente la mitad correspondientes al modelo Kuga, auténtico motor del repunte de la producción, seguido de la Transit Connect, con unas 470 unidades diarias, ambos a notable distancia de los Mondeo (250), S-MAX (130) y Galaxy (75).

Cabe recordar que, a partir de septiembre, tras el parón estival de tres semanas que arranca el próximo 31 de julio, esas cifras se verán incrementadas en 120 unidades diarias hasta final de año, lo que implicará contratar a 160 personas y renovar a otros 240 trabajadores que entraron en 2015 con carácter temporal.

Con esos datos en la mano, la instalación mejorará sus niveles de producción en los últimos tres o cuatro meses del año, cuando lo normal es que sean más flojos, un cambio de tendencia que tiene al Kuga como gran protagonista.

En paralelo, Ford Almussafes rondará los 8.500 trabajadores -incluidos cerca de 600 jubilados parciales-, con apenas 240 temporales pendientes de las cifras de producción de 2018 para saber si continuarán más allá de diciembre. Sólo en 2015 tuvo un pico mayor de empleo, con unos 700 trabajadores más, temporales que fueron saliendo a finales de ese año y principios de 2016.

«En diciembre habrá más trabajadores fijos que nunca desde los años 90», recalcó al respecto Faubel, que recuerda que ni siquiera en las épocas brillantes de 420.000 vehículos anuales se acercaban a esos niveles de empleo, por la menor complejidad de los modelos. Menos aún en 2009, cuando se suprimió el tercer turno de producción, que se recuperaría cuatro años más tarde.

Para el representante sindical, «lo importante es mantener la estabilidad de la producción en la fábrica y la traducción en empleo», punto en el que valora que, según acordaron en su día con la empresa, a final de año 3.000 trabajadores se habrán convertido en fijos. A partir de ahí, la prioridad será consolidar el puesto de los 240 eventuales restantes.

Pese al carácter cíclico del mercado que subrayaba Campos, la sensación dejada ayer en la planta invita al optimismo. Tras la visita, Puig hizo hincapié en el efecto tractor de la empresa para impulsar la ansiada reindustrialización de la Comunitat y celebró la «gran noticia» de cerrar el año con «el 97% de trabajadores fijos» en un entorno, además, de convivencia con 2.000 robots.

Convenios anuales

Ambos recalcaron la «buena sintonía» existente, con un «diálogo muy fluido, básico para el crecimiento de Ford y el tejido industrial» y garantía de «apoyo en materia de innovación y de formación». Ese respaldo se articula mediante un convenio anual por importe de diez millones para proyectos de desarrollo experimental y de I+D+i, que está previsto ratificar en el próximo pleno, y otro de formación, aprobado el pasado viernes, con dos millones para la Fundación para el Desarrollo y la Innovación (FDI) creada en 1998 por la Generalitat y Ford.

Fotos

Vídeos