Las exportaciones de azulejos de la Comunitat a Argelia se hunden un 80% por el cierre del mercado

Instalaciones portuarias en Argel, quinto destino para los azulejeros españoles en 2016. / EFE

La industria cerámica ve peligrar el que era su quinto mayor cliente por el nuevo sistema de cuotas a la importación

Inés Herrero
INÉS HERREROValencia

Las barreras a la importación anunciadas por el Gobierno argelino a principios de abril están pasando factura al sector azulejero, afectado por el nuevo sistema de cuotas. Desde mediados de abril, los fabricantes españoles no han podido enviar ni una baldosa cerámica al que era su quinto mayor cliente mundial, con ventas por importe de 123,4 millones a cierre de 2016.

Según confirma a LAS PROVINCIAS la patronal azulejera, Ascer, el mercado argelino «está totalmente cerrado» desde que el Ministerio de Comercio del país africano incluyese las baldosas cerámicas entre los productos que estarán sometidos al régimen de contingentes cuantitativos (cuotas) para ser importados este año. Esa medida implica fijar la cuantía máxima anual de baldosas importadas, a repartir entre todos los operadores autorizados, para proteger a la industria nacional.

El plazo para registrarse y solicitar las nuevas licencias venció el pasado 17 de abril y, desde entonces, los importadores argelinos están a la espera de los permisos pertinentes y las pérdidas para el azulejo español podrían rondar ya los treinta millones de euros.

En la primera quincena de abril, los importadores se afanaron por hacer acopio de material, como en los meses previos, y se registraron unas ventas por valor de 7,26 millones. Dos meses y medio después, el contador sigue congelado.

Los fabricantes de baldosas no han podido enviar ni un contenedor desde mediados de abril

Así, a falta de cifras oficiales, desde el sector dan por segura una caída superior al 80% en relación al año anterior. Entre abril y junio de 2016, las ventas de baldosas cerámicas a Argelia sumaron 36,43 millones, frente a los 7,26 millones esperados para el mismo periodo de este año.

Entre enero y abril, se vendieron 42,72 millones, un 28% menos, aunque en abril el desplome alcanzaba ya el 41% en relación al mismo mes de 2016. Y eso, ojo, que ese último dato oficial todavía no refleja la «gran caída de ventas» sufrida los dos meses siguientes y que tiene en jaque al sector, seriamente afectado también por la huelga de la estiba.

Cabe recordar que, desde Ascer, alertaron de que veían peligrar un tercio de la exportación y una cuarta parte del empleo, 4.000 puestos, si no se solucionaba pronto el conflicto. Además, expresaron su preocupación ante cualquier freno a la actividad en el trimestre de mayor volumen de exportación y a las puertas también de la reactivación tras el Ramadán de los clientes de Oriente Medio y Magreb, que suman el 30% de las ventas exteriores.

Una vez solucionado el conflicto de la estiba, al menos de momento, la preocupación de los azulejeros se centra ahora en la reapertura del mercado argelino. Para estas fechas, de hecho, se esperaban las primeras licencias para desbloquear las transacciones de buena parte de la veintena de productos españoles afectados por las nuevas barreras.

Hasta la fecha se han establecido las cuotas para alguno de los productos, con significativos descensos que varían entre el 50% y el 30% del volumen importado el año anterior, apuntan desde Ascer, que sigue a la espera de conocer la suya, mientras crece la preocupación empresarial por la caída de la actividad y las pérdidas millonarias que acumulan.

Ascer urge a las autoridades españolas y europeas a que actúen mientras trata de restablecer las relaciones

Desde 2007, cuando las exportaciones de baldosas cerámicas españolas a Argelia alcanzaron los 27 millones de euros, las ventas a este destino crecieron ininterrumpidamente hasta situarse en 132 millones siete años después. Al año siguiente, en 2015, descendían ligeramente a 130 millones, y de ahí, a 123 millones a cierre de 2016, según datos de Ascer. Teniendo en cuenta los más de veintinueve millones que se habrían perdido ya entre abril y junio de este ejercicio, y a falta de conocer el alcance definitivo del proteccionismo argelino, las ventas de los azulejeros españoles retrocederían nuevamente a niveles inferiores a los cien millones registrados en 2013.

Y, de ahí, que la patronal haya trasladado la gravedad de este asunto tanto a la Secretaría de Comercio como a las autoridades europeas para que tomen cartas en el asunto, mientras trabaja de forma estrecha con la Oficina Comercial en Argel para tener información de primera mano y tratar de restablecer las transacciones con el país africano.

Temas

Argelia

Fotos

Vídeos