El expediente sobre la estiba revive el fantasma de la huelga en el Puerto de Valencia

Grúas levantadas durante una jornada de huelga en el Puerto de Valencia. / DAMIAN TORRES
Grúas levantadas durante una jornada de huelga en el Puerto de Valencia. / DAMIAN TORRES

Las empresas vinculadas a la instalación temen que los sindicatos reacciones con medidas de presión como nuevos paros o marcha lenta

Álvaro Mohorte
ÁLVARO MOHORTEValencia

Vuelve la tensión en los muelles. Después de cuatro meses en los que parecía que el conflicto de la estiba estaba canalizado hacia una solución, la decisión de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) de abrir un expediente sancionador a los sindicatos y la patronal de la estiba portuaria al romper su acuerdo la legalidad. El organismo sospecha que el pacto que alcanzaron en julio, y con el que pusieron fin a seis meses de conflicto, restringe la libertad.

Amenazados con sanciones millonarias, estudian en privado la situación la patronal Anesco y de los sindicatos señalados, que son La Coordinadora de Trabajadores del Mar, UGT, CC.OO., CIG, LAB y ELA. Sin embargo, las empresas vinculadas al sector temen que el movimiento de la CNMC eche gasolina a los rescoldos de un conflicto en el que Valencia tiene mucho que perder.

«Se acordaron cosas que no era posible aplicar y, si ahora hay que volver a negociarlo todo, tendremos otra vez huelgas y la 'marcha lenta', que es casi peor porque es impredecible», advierte un empresario vinculado al puerto. Y es que, la práctica de ralentizar los trabajos en una terminal como forma de presión fue habitual en las negociaciones de los últimos meses, sin previo aviso ni garantías de un servicio mínimo. La ventaja que se ve ahora es que el principal sindicato, La Coordinadora, tiene su congreso nacional en Sevilla hoy y mañana, por lo que el equipo que afronte esta nueva situación tendrá por delante suficiente tiempo como para no verse acuciado por la necesidad de sobreactuar para garantizarse una reelección a corto plazo.

Si la multa prospera, puede poner en peligro la supervivencia económica de patronal y sindicatos

En esta ocasión, el Ministerio de Fomento ha salido de la línea de fuego, pero está pendiente que redacte un nuevo decreto que especifique lo acordado en julio dentro de los límites que exige Bruselas y que arrastra varios meses de retraso, mientras patronal y sindicato negocian el V Convenio marco del sector.

Un problema añadido a las organizaciones sobre las que pende la amenaza de sanción es el impacto real que estas multas tienen. Las empresas pueden ser sancionadas con el equivalente a un 10% de su facturación y ya la anterior condena a la patronal Anesco le obligó a vender su sede para afrontar el pago.

El 'superregulador' abrió este expediente tras realizar de oficio una información reservada en la que detectó «indicios racionales de la existencia de conductas» contrarias a la normativa de competencia. Además, por vez primera en la historia de la CNMC, el órgano recuerda a todos ellos que deben reserva y confidencialidad al proceso con el fin de «proteger el proceso de investigación y resolución del expediente», que se extenderá durante 18 meses.

Fotos

Vídeos