España crecerá un 2,5% el próximo año pese a la tensión por el desafío secesionista

EFE MADRID.

El BBVA revisa también a la baja las previsiones de crecimiento del PIB de las comunidades para 2017 y 2018 y avisa de que en Cataluña la situación sería más grave por la crisis del proceso secesionista, hasta el punto de que esta autonomía sería la menos dinámica el próximo año. Según el informe del observatorio regional para el cuarto trimestre de este año elaborado por el BBVA, este año la economía repuntará menos de lo esperado, pero seguirá creciendo en 2018, condicionada por el entorno político en Cataluña.

Así, ahora se espera que el avance de la actividad en 2017 se sitúe en el 3,1 % y que en 2018 se desacelere hasta el 2,5 %, cuando en junio la estimación era del 3,3 % y del 2,8 %, respectivamente. En el caso de Cataluña, se espera un «mayor deterioro» en las perspectivas de esta comunidad, con una caída de su PIB de entre tres y nueve décimas respecto a un entorno en el que no se hubiera producido un aumento de la incertidumbre. En el caso del conjunto de España, la bajada se situaría entre una y cinco décimas.

Un impacto negativo que podría situarse entre 0,5 y 1,2 puntos porcentuales en el caso de Cataluña si se prolonga el escenario de tensiones. Para 2018, la previsión de crecimiento es del 2,1 % en Cataluña, por debajo del 2,5 % de la media nacional, cuando hace dos años esta comunidad, junto con Murcia, fue la que más subió, un 3,7 %.

Adicionalmente, BBVA dice que esto afectaría más a pequeñas empresas en sectores de bienes no comerciables, incapaces de diversificar sus ventas hacia otros mercados. Por otro lado, el menor crecimiento de la demanda interna catalana podría impactar a aquellas regiones y empresas con mayores lazos comerciales con esta comunidad, en general a las que se encuentran más próximas.

Fotos

Vídeos