Yolanda y Rafael Tomás, equilibrio familiar

Yolanda y Rafael Tomás, equilibrio familiar
LP

Hace casi una década que gestionan codo con codo Istobal, la compañía de maquinaria para el lavado de automóviles heradada de sus padres

Á. M.

valencia. La sucesión en las empresas siempre es un reto, pero lo es especialmente cuando las siguiente generación lo es de dos líneas distintas. Éste es el caso de Yolanda y Rafael Tomás, primos y máximos responsables de la empresa de maquinaria de lavado de vehículos Istobal. En el caso de Yolanda Tomás Puchades, ejerce el cargo de consejera delegada, además de responsable de marketing y desarrollo de producto desde hace cinco años. Sin embargo, antes de llegar a ese punto fue recorriendo distintas responsabilidades en la compañía desde su entrada en 1999.

De hecho, sus primeros pasos fueron como responsable de cuentas, puesto que ejerció durante tres años, hasta que se le encomendó la dirección nacional de ventas. Teniendo en cuenta la dimensión internacional del grupo, en este proceso se hizo cargo en 2004 de la dirección de general de Istobal Deutschland, la filial alemana de la compañía, para volver en 2008 de consejera delegada asociada.

Desde el punto de vista de la formación es licenciada en Económicas por la Universitat de València, con una estancia de un curso en la Universidad de Bristol. Completó su formación con un Master en la University College London (UCL).

Por su parte, su primo, Rafael Tomás Alfaro, comparte con Yolanda el cargo de consejero delegado, aunque en su caso asume la rama de Desarrollo Corporativo y Mercados. Su entrada en la empresa familiar se produjo en 1992 como Key Account Manager, y cuatro años más tarde fue nombrado adjunto a director gerente de la empresa. Justo un año antes de la incorporación de su prima fue nombrado director comercial, con competencias en el mercado de exportación y con la responsabilidad de ampliar estratégicamente el departamento de Asistencia Técnica y ya en 2006 fue nombrado para el cargo que actualmente ocupa. Desde un punto de vista formativo, se licenció en Derecho por la Universitat de València, después de cursar Administración y Dirección de Empresas.

Istobal nació en 1950 dentro de un pequeño taller de reparación de vehículos en el que Ismael Tomás Alacreu inventó una «máquina de engrase», cuyo éxito cambió el rumbo del negocio hacia la especialización en fabricación y venta de equipos de engrase, y más adelante de equipos elevadores para el taller.

Hoy, la empresa factura unos 120 millones de euros y está presente en 60 países. Para este 2018 la empresa prevé potenciar su crecimiento en EE UU, que constituye actualmente su tercer mercado de exportación. Confía en consolidarse en el sector de concesionarios y del lavado de vehículos industriales e impulsar su crecimiento en el sector del lavado para estaciones de servicio.

De hecho, esta pasada semana anunciaba la firma de un contrato como proveedor del grupo empresarial del legendario piloto de automovilismo Mario Andretti en aquel país. La compañía española, a través de su filial en EE UU, suministrará equipos de lavado a sus estaciones de servicio y ofrecerá servicios de valor añadido a su red de concesionarios.

Asimismo, pretende aumentar su presencia en Alemania, su principal mercado competidor, fomentando la innovación en sus productos con soluciones de lavado eficaces, intuitivas y de fácil uso por parte de los clientes. Istobal también seguirá apostando por Italia, segundo mercado de exportación para el grupo, y centrará sus esfuerzos en aumentar su actividad en otros mercados clave como Sudamérica.

Durante 2018 presentará diversas innovaciones como un nuevo túnel de lavado para vehículos y un nuevo sistema de lavado al paso para vehículos industriales. También quiere potenciar su gama de productos químicos Istobal Esens, con cualidades más ecológicas.

Fotos

Vídeos