Supermercados Masymas alcanzan los 285 millones en ventas

Supermercados Masymas alcanzan los 285 millones en ventas

La cadena de Juan Fornés suma 130 centros y da empleo a 2.500 trabajadores

Álvaro Mohorte
ÁLVARO MOHORTEValencia

La cadena de supermercados Masymas facturó 285 millones de euros en 2017, lo que supone un 3’4% más respecto al ejercicio anterior. De este modo, Juan Fornés Fornés S.A., con sede en Pedreguer (Alicante), es la tercera cadena valenciana de supermercados.

Tras inauguración hoy en la urbanización Ciudad Quesada de Rojales, suma 130 establecimientos repartidos por la Comunidad Valenciana y Murcia, mientras que su plantilla roza ya los 2.500 empleados. Para el presente ejercicio, la empresa prevé un incremento de las ventas hasta alcanzar los 300 millones de euros y la creación de 130 nuevos puestos de trabajo, de forma que la plantilla superaría los 2.600 empleados. En cuanto a nuevas aperturas, ha programado un total de 5 a lo largo de 2018.

Aunque los rótulos de Masymas están presentes por la Comunitat Valenciana, Murcia, Andalucía, Asturias y Castilla León, lo cierto es que engloban a cuatro empresas que trabajan juntas para optimizar recursos. La división es territorial y no siempre coincide con la estructura provincial. Así, la compañía Hijos de Luis Rodríguez está detrás de la marca en Asturias y León, mientras que Luis Piña SA, opera con el rótulo en Córdoba y Jaén. Sin embargo, es en la Comunitat donde operan dos empresas: Sucesores de Pedro Soriano Buforn SA, en puntos concretos de Valencia y Alicante; y Juan Fornés Fornés, que es la más grande y cuenta con establecimientos en toda la Comunitat, además de en Murcia. A su vez, ha desarrollado una línea propia de supermercados más urbanita, como Fornés by Masymas.

Originalmente, Juan Fornés Fornés se dedicaba a la venta al por mayor de mercancías en poblaciones de la Marina Alta (Alicante), sobre todo en las más cercanas a su Pedreguer natal. Con el paso de los años, los hijos crecieron y fueron adquiriendo responsabilidades en la empresa, hasta que uno de ellos, José Juan Fornés Artigues, decidió en 1981 cambiar el modelo de negocio y abrir el primer supermercado, intuyendo la transformación de los hábitos de compra y el potencial económico de este modelo de negocio.

Fotos

Vídeos