Valencia estrena un supermercado de producto local creado y gestionado por consumidores

Miembros de Som Alimentació./EFE
Miembros de Som Alimentació. / EFE

Los 145 socios del proyecto pretenden lograr una alimentación más saludable y sostenible

EFE

La idea de lograr una alimentación más saludable y sostenible se ha convertido en un proyecto para un grupo de consumidores que se fundó como cooperativa de consumo hace unos meses y en breve abrirá un supermercado en Valencia con productos de proximidad y a través de la financiación colectiva.

Ya son 145 socios y esperan crecer hasta los 200 en pocas semanas para tener una "masa crítica previa" a la apertura de la tienda, cuya ubicación decidirán los socios de entre unos locales preseleccionados a través de una votación en la web de Som Alimentació (Somos Alimentación), la cooperativa que impulsa el supermercado.

Sus inquietudes por una alimentación más saludable les llevaron a participar a algunos de ellos en asociaciones o grupos de consumo, donde intentaban trabajar en favor de un sistema diferente al actual, en el que el 70 % de los productos que ofertan los supermercados es procesado y la mitad tiene entre sus ingredientes el aceite de palma, un producto con un alto impacto ambiental.

Comenzaron a interesarse por las cooperativas de consumo que existen en España y otros países y de ahí extrajeron las bases de su propio proyecto, que tiene la misma filosofía de "recuperar la capacidad de decidir cómo queremos que sea nuestro consumo" que la cooperativa de energía verde Som Energia (Somos Energía), según ha relatado a EFE el vicepresidente y encargado de la comunicación de la cooperativa de consumo, Fernando Navalón.

Alimentación saludable y sostenible

Para este grupo de consumidores es "un derecho" poder alimentarse de manera saludable y sostenible, y son los socios de la cooperativa quienes marcan los criterios que deben cumplir los productos que se pondrán a la venta en el supermercado.

Comprar directamente a productores de la huerta de Valencia es "un lujo" que impregna la filosofía de la cooperativa de "cuanto más cerca, mejor" al primar el producto de proximidad sobre los demás criterios.

"En una especie de círculos, primero se busca en los alrededores de Valencia; si ahí no está se busca en la provincia y, si no, en las limítrofes. Solo vendrá de fuera de España si no se produce aquí", explica Navalón.

De ahí que vean como una contradicción la oferta ecológica que se vende procedente de "miles de kilómetros", y apuesten por un producto de proximidad y mínimamente sostenible.

Productos de empresas responsables

También se interesan por productos producidos o elaborados por empresas responsables, que cuidan de sus trabajadores, que tienen en cuenta el medio ambiente y compensan las emisiones de sus transportes, y que cuentan con sello ecológico.

La cooperativa creará así unos sellos participativos de garantía que permitirán a los consumidores visitar y conocer las zonas de producción.

El vicepresidente de la cooperativa afirma que se puede elaborar un catálogo completo de la cesta de la compra con estos criterios, con la ventaja de precios más reducidos al eliminar intermediarios y que podrá comprar también, además de los socios, el público general.

El supermercado de Som Alimentació sigue el ejemplo de otras iniciativas que existen en Pamplona, Vitoria y Alicante, donde bioTrèmol dispone de cuatro tiendas en Alicante, Elche, Castalla y Yecla, tiene 700 socios y factura más de un millón de euros anuales.

La participación de los socios puede ser a través del pago de una cuota mensual de seis euros al mes o implicándose como socio voluntario, prestando servicios durante cuatro horas mensuales.

Fórmulas de financiación

Al ser un proyecto de financiación colectiva, han establecido tres fórmulas: una aportación a partir de 100 euros que reporta un interés anual; créditos personales, y acudir a una especie de banca ética, la cooperativa Coop57, para solicitar un crédito cuando logren reunir avales por 20.000 euros.

El proyecto comenzará con un fondo de 70.000 euros y dos trabajadores en la tienda, con el objetivo de generar beneficios a partir del décimo mes de funcionamiento (finales de año) y abrir nuevas tiendas en la ciudad y otras poblaciones.

Fotos

Vídeos