Porcelanosa crece en ventas un 5% hasta los 889 millones en ventas

Porcelanosa crece en ventas un 5% hasta los 889 millones en ventas

La firma prepara la mayor inversión de su historia con un plan a tres años

Álvaro Mohorte
ÁLVARO MOHORTEValencia

El Grupo Porcelanosa ha cerrado 2017 con unas ventas de 889 millones de euros, un 5% más de hace un año, y unos beneficios que ascienden a 110 millones. La consejera delegada de Porcelanosa, María José Soriano, ha anunciado que la compañía no ha apreciado los efectos del 'Brexit' en ventas, aumenta cobertura en Estados Unidos, mientras crece el mercado nacional y vuelve a ser el 22% de su facturación.

Además, la compañía comienza este año un plan de inversiones a tres años, al que destinará el total de los beneficios. Por el momento, este año va a destinar a este fin, 80 millones de euros.

La decisión se ha anunciado en la inauguración de la XXV Muestra Internacional de Arquitectura, que organiza la firma en sus instalaciones centrales de Vila-real para presentar sus novedades.

Directivos de Porcelonosa.
Directivos de Porcelonosa. / LP

Por el momento, la cita ha servido para presentar su nueva planta de revestimiento cerámico de 90.000 metros cuadados. Esta instalación, que se prevé concluir en 2020, permitirá la producción de ocho millones de metros cuadrados al año, 25% más que hasta ahora.

En 2016 iniciaron la transformacion de la planta de revestimiento y durante 30 meses 150 trabajadores, para convertirla en el complejo de producción de cerámica más avanza y eficiente del mundo, según la compañía.

Igualmente, se están renovando los centros producción de la marca Venis, en la que prevén producit un 18% más, al igual que en los de las marcas Gamadecor y Sistempool.

El grupo, formado por Porcelanosa, Venis, Gamadecor, Systempool, L'Antic Colonial, Butech, Noken o Urbatek, cubre una gama que va desde el equipamiento para cocina o baño hasta soluciones constructivas para la arquitectura contemporánea.

Una de las últimas decisiones de Porcelanosa ha sido la adquisición en Nueva York un edificio colindante a su tienda en la gran manzana, ampliando la superficie hasta llegar a los 2.516 metros cuadrados; repartidos entre un sótano, siete plantas y un 'roof-top' o azotea. Desde la compañía se reconoce que esta inversión viene motivada por la gran acogida que el público neoyorquino ha mostrado a la empresa de Vila-real, «que ha decidido aumentar la superficie de su exposición y venta con el fin de poder ofrecer una mayor variedad de productos».

Fotos

Vídeos