Pirelli Neumáticos traslada su sede social a Valencia después de abandonar Cataluña

Operario con uno de los neumáticos de la marca./Reuters
Operario con uno de los neumáticos de la marca. / Reuters

La filial española de la compañía dejó la fabricación en 2009 y hoy comercializa los productos de la firma

Álvaro Mohorte
ÁLVARO MOHORTEValencia

La fuga de relevantes empresas desde Cataluña hasta la Comunitat Valenciana continúa. En esta ocasión es Pirelli Neumáticos, filial española de la compañía italiana, que traslada su sede de l’Hospitalet de Llobregat (Barcelona) a un local comercial de la calle Fontanars dels Alforins de Valencia, cerca de Archiduque Carlos.

La media se tomó hace semanas, pero coincide su publicación en el Boletín Oficial del Registro Mercantil (Borme) con el inicio de la campaña electoral catalana. La empresa se constituyó en 1984 y su objeto social es la compra, venta, importación, exportación, así como la realización de cualquier acto u operación comercial relacionada con la automoción y la marca. Aunque cesó su actividad productiva de neumáticos al cierre del ejercicio 2009 y su objeto principal las actividades comerciales en la península ibérica, en el último año facturó 115 millones de euros y obtuvo un beneficio consolidado de 4,6 millones, triplicando lo que ganó en 2015.

En estos días, se han unido también al tránsito la compañía cárnica Argal, que mueve su sede de Lleida a Zaragoza «ante la situación política y social en Cataluña» y con objeto de «salvaguardar la seguridad jurídica y regulatoria de la compañía». Igualmente, el grupo AC Marca, que produce marcas como Norit, Lactovit y Cey, también deja l’Hospitalet de Llobregat para irse a Madrid.

Según datos del Colegio de Registradores Mercantiles de España, el mes de noviembre Pirelli Neumáticos se une a los 894 traslados de sede social desde Cataluña a otra parte de la geografía española, frente a los 1.982 del mes de octubre. Del total de empresas que abandonaron Cataluña desde el pasado 2 de octubre, 2.591 de ellas tenían su sede en la provincia de Barcelona, mientras que 65 la tenían en Gerona, 108 empresas, en Lérida, y las 143 restantes, salieron desde Tarragona.

En el caso valenciano, con el desafío independentista han sido 74 las empresas que se han mudado entre el 1 de octubre y el 15 de noviembre, la última fecha disponible a escala autonómica. Concretamente 42 lo ha hecho a la provincia de Valencia, 17 a la de Alicante y 15 a Castellón. El mes de noviembre fue mucho más prolijo en traslados, al ser cuando se completó el registro de los cambios de dirección que se iniciaron con la agudización de la situación en octubre.

En total, la primera quincena del mes se trasladaron un total de 43 mercantiles, frente a las 31 del mes anterior. Por provincias, el salto más significativo se produjo en Valencia, donde se pasó de dar la bienvenida a 15 para hacerlo a 27; en Alicante se fueron de 10 a 17 y en Castellón, de seis a nueve; según el Colegio de Registradores de la Comunitat.

Fotos

Vídeos