LEVANTAR LA PERSIANA

LEVANTAR  LA PERSIANA
LP

Panadero de oficio, en sus manos está ahora la mayor patronal del comercio de la Comunitat Cipriano Cortés Presidente de la nueva Confecomerç

Á. M. / I. HERRERO

valencia. El comercio valenciano está inmerso en un proceso de transformación tanto interior como exterior. Las pasadas navidades se firmaba un acuerdo para la limitación de las aperturas en festivos en la Comunitat Valenciana, poco después de que la Generalitat se comprometiera a calcular la representatividad de las distintas asociaciones del sector, a raíz de una iniciativa parlamentaria de Podemos, con la promesa de hacer un reparto más equitativo de las ayudas.

Sin embargo, lejos de pacificar el sector, estas decisiones han generado nuevos escenarios. Por un lado, los miembros del Observatorio de Comercio reacios al acuerdo, como son UGT, CC OO y Unió Gremial, podrían recurrirlo y al menos los sindicatos amagaron con hacerlo. También ultiman su defensa contra la restricción plasmada ya en la ley autonómica los centros que se sienten perjudicados, como MN4 en Alfafar (Valencia), mientras el Consell suma nuevos frentes con ACES, la patronal estatal de supermercados que representa a Supercor (El Corte Inglés) o Carrefour Express, al endurecer también los requisitos para que las tiendas de conveniencia sigan abriendo en festivo.

Otro tanto se puede decir del reparto de ayudas, para el que la Dirección General de Comercio remitió un documento a la Diputación de Valencia que tomaba como referencia la filiación de solicitantes de ayudas en ejercicios anteriores y puso en pie de guerra a los perjudicados, que criticaron la «falta de diálogo» de Natxo Costa y le acusaron de primar a Unió Gremial, próxima a Compromís y de la que fue gerente, en un momento en el que intentaban que apoyase el pacto de horarios que finalmente no firmó.

Entre las organizaciones firmantes del acuerdo y perjudicadas por esa estimación de representatividad se encontraban Cecoval y Covaco, integrantes de la Confederación Empresarial Valenciana (CEV) e inmersas en un proceso de acercamiento que, tras el impulso de los últimos meses, culminó en fusión.

Así ha nacido esta semana Confecomerç CV, la entidad llamada a reivindicar una mayor atención hacia el pequeño comercio por parte de la administración, según sus responsables. La nueva confederación comenzará a trabajar «de manera inmediata», bajo la presidencia de Cipriano Cortés, actual presidente de Covaco. La vicepresidencia será para Rafael Torres, que preside Cecoval tras la salida de Isabel Cosme, que se vinculó con discrepancias con esa fusión, mientras que la secretaría general recae en Amparo Barroso, que lo ostenta en Covaco.

Cipriano Cortés (Jérica, Castellón, 1954), preside Covaco desde 2015, procedente de la federación provincial de Castellón, y es también presidente de la Asociación Provincial de Panaderos y Pasteleros de Castellón (Apancas) desde junio de 2003 y vicepresidente de la Confederación Autonómica de Organizaciones de Panadería y Pastelería (Coppaval) desde junio de 2003, además de vicepresidente de la Comisión de Comercio Interior de la Cámara de Comercio de Castellón.

Por su parte, Torres (Valencia, 1967) es economista y gemólogo, lleva dos décadas al frente de la joyería familiar tras sus inicios como asesor financiero en Bancapital y jefe de producto en Gillette. Desde 2012 preside la Asociación de Comerciantes del Centro Histórico de Valencia y el mes pasado tomó el testigo de Isabel Cosme en Cecoval, de la que era vicepresidente, tras once años al frente de la entidad.

Confecomerç CV se reivindica como «la organización de mayor peso del sector» y «la entidad de referencia del comercio a nivel autonómico», según las confederaciones fundadoras. Ambas seguirán coexistiendo hasta la total confluencia en una única entidad pero unen ya sus fuerzas para desarrollar líneas de acción comunes para «hacer más competitivo y fuerte el comercio», uno de los principales motores de la economía de la Comunitat.

Desde Confecomerç, además, invitan a integrarse a «toda federación, asociación local o todo aquel del sector que quiera sumar y crecer», sin haber hablado aún con Unió Gremial. El proyecto nace con «ocho de cada diez comercios» y quiere incluir al resto para ejercer como «portavoz de sus intereses, un referente común, autonómico e integrador». Esta entidad se desarrollará en el marco del nuevo proyecto autonómico de la CEV, con Cortés como miembro del consejo empresarial de Castellón y Torres del de Valencia, a la espera de conocer quién ocupará el puesto que reivindican en el futuro comité ejecutivo de la patronal autonómica.

Más

Fotos

Vídeos