La industria 4.0 tiene ADN valenciano

La industria 4.0 tiene ADN valenciano
LP

La empresa Mesbook ha desarrollado el primer sistema que conecta en tiempo real una fábrica

ELÍSABETH RODRÍGUEZValencia

El futuro de la denominada industria 4.0 tiene ADN valenciano y se llama Mesbook. «Es una herramienta para conectar toda tu fábricas, para identificar los agujeros de productividad y costes, y lo fundamental: para fabricar más, mejor y más barato», según explica Diego Sáez de Eguílaz, socio director de la compañía homónima, quien señala que una empresa puede mejorar su cuenta de resultados hasta en un 40% con este sistema.

La digitalización es el principal reto de las compañías a día de hoy, pero, en especial, lo es para el sector industrial. «Hay sistemas de industria 3.0, que se conectan con las máquinas pero no con el resto de departamentos o trabajadores, además de que no ofrecen información en tiempo real, sino a posteriori», matiza Sáez. En este sentido, la inmediatez de la información cobra una importancia vital, ya que permite corregir errores e incidencias en un menor plazo de tiempo y, por tanto, ganar competitividad respecto a la dinámica actual de las factorías, que en muchos casos siguen usando papel y boli para sus gestiones.

Esta herramienta permite mejorar la cuenta de resultados hasta un 40%, según explica la compañía

Es ahí donde la empresa valenciana juega su papel más importante. «Mesbook se conecta a todas las máquinas de la fábrica y también a las personas que trabajan en ella a través de tablets, móviles y otros dispositivos. Así mismo, también se conecta con los productos a través del internet de las cosas», cuenta.

Cómo funciona

Mesbook se define por utilizar un sistema «ciberfísico» que une el mundo material con el digital. Estas son las características que explican su funcionamiento:_es interactivo, ya que actúa con los operarios; inteligente, puesto que identifica problemas y lo notifica; colaborativo, debido a que crea sinergias y espacios de colaboración entre departamentos e incluso empresas; es «100% web», lo que permite analizar en tiempo real el funcionamiento de la factoría.

«Para poder gestionar eficientemente necesitas saber si lo que estás haciendo en cada momento está bien o mal y el por qué», concreta Sáez. Además, esta herramienta llega a indicar los ingresos que genera la producción, así como los que pierde o las desviaciones que tiene. Según explica el socio director de la firma valenciana, Mesbook ahorra costes porque elimina todos los trabajos que no generan valor añadido. Por ejemplo, el papel que se imprime en una fábrica y el tiempo que se gasta en rellenarlo, repartirlo y en pasar los datos a un documento digital como Excel es uno de los costes innecesarios que ralentizan la toma de decisiones.

La plataforma, que conecta trabajadores con departamentos y producto, identifica problemas y agujeros de producción

En concreto, Mesbook ya está siendo aplicado en más de 30 empresas de once actividades distintas. Entre ellas se encuentran compañías dedicadas a la alimentación, automóvil, plástico, envase y embalaje. Según explica Sáez, Mesbook mejora un 10% la productividad, reduce un 20% las mermas en la materia prima y disminuye un 20% los problemas de calidad. «Todo eso junto permite mejorar la cuenta de resultados hasta en un 40%», asegura.

La firma destaca su trabajo con la cosmética valenciana Sesderma, que «ha incrementado un 25% su facturación». Sáez también resalta los resultados de una compañía del mueble, que redujo sus costes de fabricación un 50% al identificar problemas de productividad. «También tenemos el caso de una empresa de alimentación, que rebajó un 20% sus desperdicios al detectar en qué puntos de sus líneas se estaba perdiendo producto», añade.

La inversión para instalar Mesbook ronda entre los 10.000 y 15.000 euros. Además, se paga una cuota mensual por su uso, que dependiendo del tamaño oscila entre 700 y 3.000 euros. No obstante, la implantación del sistema no cuesta nada, según explica Sáez. «Nuestro objetivo es que se democratice la industria 4.0 y llegue a las pymes», concluye.

Fotos

Vídeos