Las grandes superficies cargan contra el ninguneo del Consell en la reapertura en festivos

Las grandes superficies cargan contra el ninguneo del Consell en la reapertura en festivos

Anged acusa a Comercio de utilizar un reglamento para limitar la vigencia de la libertad horaria y endurecer las trabas a los supermercados exprés

INÉS HERRERO

valencia. Malestar entre las grandes superficies ante la inminente reapertura en festivos. Lógicamente, no por el hecho de que este domingo recuperen la libertad horaria a la que renunciaron al pactar el cierre de uno de cada tres festivos en Valencia o Alicante, sino por el «ninguneo» por parte del Consell desde que aceptaron esas cesiones.

«Hicimos un gran esfuerzo por lograr un consenso que permitiera terminar con el debate de las aperturas comerciales, a pesar de saber que la legislación española avalaba nuestra postura, como se viene demostrando sentencia tras sentencia», subrayó ayer el portavoz de enseñas como El Corte Inglés y Carrefour, Joaquín Cerveró, quien trasladó a Comercio que «sería importante que el espíritu de ese acuerdo se plasme en el desarrollo legislativo».

Desde Anged mantienen que «no se puede convertir el desarrollo reglamentario de una norma en una ley de comercio encubierta, que limite aún más las posibilidades de crear empleo, crecer económicamente y satisfacer adecuadamente las demandas de los consumidores». En este sentido, cargan contra la utilización del reglamento llamado a plasmar lo pactado para introducir puntos que «ni se acordaron ni se trataron dentro del Observatorio».

Economía descarta recurrir la sentencia que equipara a Gran Turia con sus competidores de Valencia

Es el caso de la revisión obligatoria cada cuatro años de las zonas de libertad horaria vigentes, que también cuestionó el Gobierno e, incluso, la Abogacía General de la Generalitat. O de las nuevas trabas a las tiendas de conveniencia, conocidas popularmente como '24 horas' o supermercados exprés, para que sigan abriendo los domingos y festivos.

Ambas cuestiones, como la potestad municipal de deshabilitar dos festivos a la que se opuso buena parte del sector, se incluyen en las dieciséis alegaciones que las grandes superficies de Anged presentaron al decreto. Todas fueron rechazadas.

Como publicó LAS PROVINCIAS, desde la Dirección General de Comercio tumbaron asimismo las iniciativas en defensa de las tiendas de conveniencia impulsadas por la Asociación de Cadenas de Supermercados Españolas (ACES), que representa a Supercor o Carrefour Express, y operadores como Kuups (Vidal).

Por el contrario, el departamento que dirige Natxo Costa hizo suya la propuesta de endurecer aún más los requisitos para que esos negocios puedan subir la persiana en festivos que plantearon las asociaciones del pequeño comercio Covaco y Cecoval -en vías de fusión en Confecomerç- y Asucova, que agrupa a Mercadona, Consum y MasyMas.

Así, la cuantía exigida en cada familia de producto -libros, periódicos y revistas; alimentación; discos, vídeos, juguetes y regalos; y artículos diversos- se estrechó a entre el 20 y el 30% de las referencias, frente al tope del 40% planteado inicialmente, y la superficie máxima de exposición y venta que una podrá ocupar cayó del 50% a un tercio.

Con esa problemática de fondo, desde Anged admiten su malestar por el trato recibido desde que se firmó el pacto por parte de la Dirección General de Comercio. Y, de ahí, que le dirijan esa reflexión con motivo de la reapertura en festivos en las zonas turísticas, ininterrumpida, del 17 de junio al 13 de enero.

Por su parte, Gran Turia parece que esperará a que la sentencia que le permite abrir los mismos festivos que en Valencia sea firme. Desde la Generalitat confirmaron ayer a este diario que finalmente no recurrirán.

Según Anged, desde el cierre en festivos reciben «una cantidad ingente de peticiones de clientes» para volver a abrir, además de perder ventas y esforzarse por mantener los 800 empleos creados para abrir en domingo, con previsión de rondar los mil específicos en rebajas.

Fotos

Vídeos