Gestamp Levante alcanza los 101 millones de facturación

Instalaciones de la factoría Gestamp./LP
Instalaciones de la factoría Gestamp. / LP

La proveedora de Ford Almussafes multiplica por siete sus ventas en cinco años

Álvaro Mohorte
ÁLVARO MOHORTEValencia

La factoría valenciana Gestamp Levante cerró 2017 con una facturación de 101 millones de euros, después de multiplicar por siete su facturación desde 2012. La filial en Almussafes de la compañía proveedora de las estructuras internas de los modelos Kuga y Connect de Ford invirtió en ese periodo 25 millones de euros, tanto en equipos de soldadura, robots, línea de estampación en caliente y cabinas de corte láser.

Actualmente, la instalación está altamente tecnificada, con más de 150 robots, aunque también da empleo a cerca de 300 personas, un 60 % con contrato indefinido. Cuentan con una línea de estampación en caliente, que fabrica más de dos millones de piezas al año, y que permite aligerar el peso de los vehículos (disminuyendo sus emisiones) y a la vez aumentando la seguridad de los pasajeros.

Gestamp Levante es proveedor de primer nivel de Ford Almussafes y las estructuras de los vehículos que produce entran directamente en la cadena de montaje por medio de los túneles aéreos que conectan la empresa con la factoría del óvalo. La planta se encuentra inmersa en un proceso de transición hacia una fábrica conectada, la conocida como Industria 4.0. Así, tiene desarrollados e implementados sistemas de captura de datos, autodiagnóstico de prensa, Big Data y Smart logístic, entre otros.

La empresa trasladó hace unas semanas su sede social a Valencia desde Barcelona, aunque se asegura que era un decisión tomada hace tiempo, debido a que el centro de producción principal está en Almussafes, aunque societariamente se mantenía la dirección de la empresa catalana que se adquirió como medio de expansión de la firma.

En su conjunto, la empresa española de componentes para el automóvil Gestamp ganó 239,7 millones de euros en 2017 frente a los 221,3 que obtuvo el año anterior, lo que supone un aumento del 8,3 %. En el pasado ejercicio, la cifra de negocio alcanzó los 8.201,6 millones de euros frente a los 7.548,9 millones de facturación que registró en 2016, según comunicó la empresa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Las inversiones sumaron 796 millones de euros en 2017, un 9,8 % más en comparación con los 724,7 millones de un año antes y lo que supone un ratio de un 9,7 % sobre los ingresos. Más de la mitad de esta inversión se ha dedicado a proyectos de crecimiento, "fundamentalmente en Norteamérica, aunque también en otras geografías", ha apuntado la compañía.

Los resultados de 2017 han sido impulsados por el "buen rendimiento en casi todas las regiones así como la recuperación de las operaciones de Gestamp en Norteamérica, en línea con las expectativas", subraya la compañía.

Así, por regiones, los ingresos de Gestamp crecieron un 8,3 % en Europa occidental, hasta 4.011 millones de euros; un 21,4 en Europa del Este (1.043 millones); un 40,1 % en Mercado Común del Sur-Mercosur- (562 millones); y un 6,2 % en Asia (1.102 millones).

Sin embargo, los ingresos cayeron un 4,1 % en la región de Norteamérica (NAFTA), hasta 1.483 millones de euros, y el ebitda bajó un 26,3 % debido, ha explicado Gestamp, a "los mayores costes de lanzamiento" comparados con 2016, las menores ventas por cambios de modelos previstos y los costes extraordinarios de lanzamiento ya anunciados que han impacto en los últimos dos trimestres.

Fotos

Vídeos