La firma británica Victoria PLC compra la azulejera Keraben

La firma británica Victoria PLC compra la azulejera Keraben

El fondo Tensile Capital y la familia Benavent vende la firma castellonense por 274 millones

Álvaro Mohorte
ÁLVARO MOHORTEValencia

La compañía británica de alfombras y moviliario Victoria PLC ha comprado la azulejera castellonense Keraben por 274 millones al fondo estadounidense Tensile Capital y a la familia Benavent, fundadora de la compañía. La operación, en la que ha intermediado la asesora Livingstone y Baird Capital lleva meses fraguándose.

La operación se ha hecho pública con un 'Hecho relevante' de Victoria a la Bolsa de Londres, donde cotiza. La razón está en que los tres años que hace desde la entrada de Tensile Capital Management en la azulejera, la marcha ha sido excelente. De hecho, se asegura que el Ebitda (beneficio bruto) es tan superior a las expectativas que ha llevado al fondo a dar este paso para sacar el mayor partido a la operación.

El diagnóstico de Tensile pasaba ya por considerar que la vía actual de crecimiento de Keraben (tras completar su saneamiento financiero) pasa por que la empresa inicie el proceso para la adquisición de otra sociedad que le resulte complementaria en su actividad. Como es práctica habitual entre los fondos del perfil de Tensile, cada sociedad participada tiene un máximo del 10% del capital invertido por el fondo. Así, si entrara en un proceso de adquisición, este porcentaje se alterarían y la sociedad no cumpliría las normas que la rigen y en las que confían sus partícipes.

En el momento de la entrada de Tensile, Keraben estaba afectada por la crisis de la construcción y con un importante endeudamiento como resultado del rápido desplome del sector. Sin embargo, los nuevos dueños conservaron al equipo directivo, encabezado por José Luis Lanuza y la familia Benavent, manteniendo al fundador, Rafael Benavent, como presidente honorífico.

Lo único en lo que los americanos han entrado y revolucionado la actividad es en el departamento financiero. Mensualmente se remite un informe detallado de la situación de la empresa y una vez al trimestre una delegación del fondo visita las oficinas y analiza la marcha de la empresa con los máximos responsables de su día a día.

La recuperación de la construcción está incidiendo en la compañía, que ha crecido en ventas un 12% en 2016 hasta rondar los 220 millones y ha continuado esta senda de mejoría en 2017, lo mismo que en los beneficios, especialmente antes de impuestos o Ebitda, la cifra clave para los inversores. "Un fondo siempre debe estar preparando para aprovechar oportunidades y, aunque las expectativas iniciales eran otras, tampoco el comportamiento de la empresa ha sido el previsto", señalan fuentes conocedoras del caso.

Fotos

Vídeos