Embutidos Martínez prepara su propia lanzadera de proyectos innovadores

Una planta de Martínez Loriente, en Cheste. /LP
Una planta de Martínez Loriente, en Cheste. / LP

La empresa quiere ordenar su vinculación a programas tecnológicos y de I+D, un campo en el que ya está presente y que quiere impulsar

Á. M.Valencia

La empresa Embutidos Martínez, proveedora de Mercadona y antigua matriz de la extinta Martínez Loriente, quiere poner en orden su actividad innovadora. Así lo refleja el Boletín Oficial del Registro Mercantil (Borme) de ayer, en el que se hizo pública la ampliación de su objeto social para incluir «la elaboración, estudio y ejecución de proyectos orientados al fomento de la innovación y el desarrollo empresarial». Igualmente, recoge «la elaboración, estudio, diseño y ejecución de proyectos de base tecnológica», así como «la promoción y fomento del emprendimiento a través de elementos educativos y formativos».

Desde la compañía se advierte que ya se lleva tiempo trabajando en estas áreas, pero se ha querido «adecuar burocráticamente» esta actividad para empezar a cerrar proyectos en ese sentido. Desde septiembre de 2016, la mercantil, dedicada a la producción de preparados cárnicos, afronta una nueva etapa tras la disolución de la sociedad presidida por Francisco Martínez hasta 2016, Martínez Loriente, interproveedora cárnica de los supermercados de Juan Roig.

La ya desaparecida Martínez Loriente repartió sus activos y su negocio entre tres firmas: Incarlopsa (especializada en porcino), Frescos Delisano (ovino) y Elaborados Cárnicos Medina (vacuno). A su vez, el propio Francisco Martínez, que ocupaba la presidencia con la mayoría de las acciones de la compañía desde 2015, cedió el puesto, pero mantuvo su vinculación con Mercadona a través de su empresa familiar, Embutidos Martínez. De ese modo se puso fin a un ciclo que se inició 14 años antes con la unión de esta compañía, Incarlopsa y Mercadona.

Fotos

Vídeos