Las Provincias

Una nueva vida después de Mercadona

Soltar el trapecio y saltar. Esto es lo que decidió hacer Dulcesol cuando la cadena de supermercados de Juan Roig le propuso pasar a producir en exclusiva como interproveedor. Hasta ese momento, la estrategia que habían desarrollado resultaba mutuamente beneficiosa, pero Mercadona echó cuentas y consideró que la exclusividad era el camino. Sin embargo, la familia Juan también colocó en la balanza lo que significaba para ellos la empresa fundada hace 60 años y el beneficio que les reportaría subirse al tren en lugar de circular en paralelo... y decidió elegir su propio destino. El desenganche definitivo se produjo en 2011 y, pese a un ligero ajuste inicial, la compañía encontró un nuevo territorio, impulsando su internacionalización y distribuyendo el riesgo en distintos clientes con un resultado positivo.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate