Las Provincias

La guinda del pastel de la industria valenciana

Operarios de la empresa  en el centro de producción  de Gandia. :: Juantxo Ribes
Operarios de la empresa en el centro de producción de Gandia. :: Juantxo Ribes
  • Surgida en los años 50 como panificadora industrial, Antonio Juan y Victoria Fernández la transformaron hasta dar el relevo a sus hijos

  • El Grupo Dulcesol es el primer grupo de bollería industrial de España y cerró 2016 con una facturación de 319 millones

valencia. Todas las empresas son hijas de su tiempo, pero Dulcesol ha sabido evolucionar desde su fundación en 1952 para no quedar fuera del mercado y seguir creciendo. La empresa que hoy dirige Rafael Juan nació del esfuerzo conjunto de tres panaderos en Villalonga (Valencia), que constituyeron una panificadora que contaba con el monopolio del pan. El país continuaba sumergido en los efectos de la postguerra y la producción de pan estaba regulada por el Estado, con el objetivo de evitar la especulación en este producto de primera necesidad.

«Crecimos rápido pero en los años 60 acabó el monopolio del pan y dejamos de producirlo porque no se podía competir en calidad con el producto recién hecho», señala Juan. Sin embargo, la bollería se conservaba mejor y su madre, Victoria Fernández, probó a producir unas magdalenas cuadradas con la receta de una señora de Villalonga, «las llamó Gloria y fue un bombazo».

Sin embargo, esta no sería la única contribución que le correspondería hacer a la compañía. En 1983, su esposo, Antonio Juan, fallece y es ella quién asume la presidencia de la empresa. Sus hijos Rafael, Juan José y María Dolores estaban aún estudiando y, aunque poco a poco se fueron incorporando a la empresa, no sería hasta 2015 que ella les pasara el relevo.

Hoy, el Grupo Dulcesol es primer fabricante en volumen de pastelería y bollería en España, ha cerrado el ejercicio 2016 con una facturación global de 319 millones de euros, lo que representa un aumento del 5,3 % respecto al año anterior y una producción de 142.926 toneladas. El consejero delegado del grupo, Rafael Juan, atribuye este incremento a que la compañía ha seguido creciendo en el mercado internacional, donde la facturación ha aumentado hasta los 46,16 millones y representa el 14,47 % de la cifra total.

Los principales destinatarios en el exterior son Argelia, donde cuenta con planta propia desde 2014, seguida de Francia, Italia, Marruecos, Portugal y Reino Unido, aunque la empresa está presente en 46 países. Para afianzar este buena marcha y seguir ganando capacidad, Dulcesol acometió el pasado año inversiones por más de 39 millones, entre las que se incluyen las destinadas a instalaciones y así como a maquinaria de última generación.

En concreto, ha ampliado su planta de Gandia (Valencia) para implantar una nueva línea de bollería salada, pan de hamburguesa, que triplicará su capacidad productiva actual y ha invertido en la construcción de nuevos centros logísticos en Alicante, Bilbao, Sevilla (Camas) y Tenerife. Igualmente, otro capítulo en este apartado ha sido el desarrollo de nuevos productos con el lanzamiento de Dulcesol Innova, una colección de productos con un perfil más saludable que contienen la microalga Chlorella, y los Macarons, una recuperación de los tradicionales dulces franceses, que se inscriben dentro de la colección Dulcesol Black.

Actualmente, el Grupo Dulcesol posee centros de producción en España, concretamente en Gandia y Villalonga (Comunitat Valenciana), dedicados a la elaboración de más de 2.000 referencias, para los que cuenta con 33 líneas para su fabricación. También tiene una granja productora de huevos, que abastece el 85% de sus necesidades, y una planta de impresión de bobinas y bolsas para envasado con 44 empleados, que se ocupa de cubrir el 98% de las necesidades de empaquetado del grupo, con casi 2.400 toneladas de material. Además, tiene una fábrica en Argelia, situada cerca de Orán (con dos líneas de fabricación), que ha aupado la marca Dulcesol al primer puesto en el sector de pastelería en este país.

En cuanto a los canales de comercialización en el territorio nacional, destaca principalmente la venta directa a través de cadenas y grandes superficies, su principal segmento, así como a tiendas de proximidad.

El Grupo Dulcesol cerró el año con una plantilla media en 2016 de 2.100 empleados, de los que cerca del 50% son mujeres. Tras su ruptura con Mercadona en 2010, la empresa ha hecho inversiones en instalaciones, maquinaria de última generación y diversos proyectos relacionados con el desarrollo de producto por valor de más de 150 millones de euros para afrontar su presente en solitario.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate