Las Provincias

Navidad, tiempo de espumosos por excelencia

Navidad, tiempo de espumosos por excelencia
  • Llega la Navidad, momento de sueños e ilusiones. Momento de celebrar y compartir, de vestir las mesas

Llega la Navidad, momento de sueños e ilusiones. Momento de celebrar y compartir, de vestir las mesas. Los hogares se engalanan y los reflejos dorados visten los rincones llamados a escuchar los sueños de los niños. Los adultos alzan sus copas con la esperanza de que el brindis navideño vuelva a poner luz en sus vidas y traiga paz y felicidad para todos. Y es en esta mesa donde nunca pueden faltar las burbujas.

Aquí es donde irrumpe con fuerza el nuevo espumoso de Murviedro, Luna de Murviedro Sparkling Sauvignon Blanc con su botella eslivada y elegante, de fondo blanco y reflejos dorados, llamada para integrarse en aperitivos y sobremesas navideñas donde no cuentan las horas. Donde el hogar cobra fuerza y los relojes pierden su importancia. Donde los mazapanes piden a gritos un espumoso que refresque su boca y le permita seguir disfrutando.

Nacido para ser compartido en la más idílica postal navideña, donde cada familia se reúne para detener el tiempo y celebrar, dejando a un lado los ajetreos y las prisas. Y es aquí donde este espumoso de color amarillo brillante con reflejos de oro blanco y aroma a fruta fresca madura se convierte en el mejor acompañante de todos. Maridando con los entrantes fríos y con los dulces navideños; polvorones, turrones y mantecados son el aliado perfecto de este Sauvignon Blanc nacido para alumbrar todos los hogares ávidos de celebración.

Refrescante, sabroso y joven este Sparkling Sauvignon Blanc se convierte en el “elegido” para esta Navidad. Ideal para acompañar todo tipo de pescados y mariscos, aperitivos y postres. Ideal para acompañar los largos encuentros familiares en torno a la mesa, donde el descorche de las botellas de espumosos forma parte esencial del ritual de la fiesta.

Este Luna de Murviedro Sparkling Sauvignon Blanc lidera una gama sofisticada y joven que se presenta en tres versiones, Luna de Murviedro Sparkling Sauvignon Blanc, Luna de Murviedro Sparkling Brut y Luna de Murviedro Sparkling Rosé intentando no dejarse a ningún consumidor por agradar.

El fondo y la forma de estos espumosos combina a la perfección con el ambiente festivo de la Navidad, donde incluso el que no suele beber se anima a probar y se siente atraído a hacerlo. Carácter mediterráneo y sofisticación convierten este producto en algo sumamente atractivo y actual. Y estos momentos festivos y familiares, diferentes y atrevidos, son los que hacen que los espumosos vayan sumando adeptos. Por su carácter más desenfadado, por su original presentación y su frescura. Parece que todo sean puntos a su favor, en línea con las tendencias del mercado que evidencian un aumento del consumo de espumosos que, no espera a la llegada de la Navidad para ser descorchado. Por qué en esta sociedad de hoy: ¿quién no encuentra por lo menos un motivo para celebrar?. Y ¿quién no se adelanta convirtiendo un descorche en el motivo mismo que invita a vivir sensaciones y momentos inolvidables convirtiendo un día cualquiera en un día especial?.