Las Provincias

La CNMC autoriza en primera fase la compra de Martínez Loriente, proveedor cárnico de Mercadona

Vista aérea de las instalaciones de Martínez Loriente.
Vista aérea de las instalaciones de Martínez Loriente. / MARTÍNEZ LORIENTE
  • Frescos Delisano ha adquirido las instalaciones ubicadas en Cheste, con una plantilla de 1.200 personas

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha autorizado en primera fase la adquisición por parte de Incarlopsa y Frescos Delisano de Martínez Loriente, empresa interproveedora de Mercadona de carne fresca de vacuno, porcino y ovino.

En concreto, Incarlopsa, en esta operación, se hace cargo de las instalaciones de Martínez Loriente en Tarancón (Cuenca), dedicadas principalmente al corte y envasado de cerdo, y también cordero, que cuentan con una plantilla de 300 personas y una capacidad productiva de 30 millones de kilos al año.

Por su parte, Frescos Delisano, con sede en Serinya (Girona) ha adquirido las instalaciones ubicadas en Cheste (Valencia), dedicadas al corte y envasado de cerdo, cordero y elaborados cárnicos, con una plantilla de 1.200 personas y una capacidad productiva de 79 millones de kilos al año.

La operación, que estaba a la espera de la 'luz verde' de Competencia, se enmarca en el proceso de especialización que había iniciado Martínez Loriente en mayo de 2015, cuando se anunció que Francisco Martínez pasaba a adquirir el 100% de la acciones de la compañía e Incarlopsa se centraba en el proyecto de cerdo con el objetivo de reforzar su actividad en la producción de jamones y derivados del cerdo blanco e ibérico.

Con aquella operación, Martínez Loriente daba el primer paso hacia el nuevo modelo de frescos, con el objetivo de concentrar su desarrollo en la especialización de cada uno de sus proyectos cárnicos.

Tras prácticamente un año de análisis del sector y de búsqueda de las mejores alianzas, Martínez Loriente culmina este proceso que segrega sus distintas áreas de actividad en empresas líderes en cada segmento, que garantizan tanto la viabilidad de los proyectos como los puestos de trabajo existentes y las inversiones comprometidas.