Las Provincias

¿Quieres saber cuánto gastas de luz al instante?

El director de la empresa muestra el sensor.
El director de la empresa muestra el sensor. / EFE. M. BRUQUE
  • Valencia alumbra el primer sensor mundial que mide el consumo de electricidad en tiempo real

La empresa valenciana Cysnergy ha desarrollado el primer microsensor del mundo que permite medir el gasto eléctrico en cualquier zona o elemento de una fábrica o vivienda en tiempo real, lo que se traduce en una mejora de la eficiencia energética y un ahorro medio del 40 por ciento.

Con la idea de medir cada vez más y mejor, como proclama la norma internacional ISO50001 sobre gestión energética, la firma ubicada en el Parque Científico de la Universitat de València y fundada en 2003 desarrolló este sensor, que acaba de conseguir la patente en Estados Unidos.

"Necesitábamos algo que fuera muy fácil de instalar, económico y con mucho potencial y sobre todo, que pasara los datos a internet para que pudiéramos procesar en tiempo real la información", indica a EFE el fundador y director general de Cysnergy, Vicente Rodilla.

El resultado fue "Cysmeter", una solución de "alta seguridad" que se ancla directamente en los cables, independientemente de su diámetro y que permite instalar analizadores de red de alta eficiencia "sin necesidad de cortar cables, colocar punteras ni interferir en embarrados de cuadros eléctricos como hasta ahora".

"El sensor mide directamente la intensidad y la temperatura, lo que permite tener en tiempo real una idea clara de la densidad de la corriente y ello previene cualquier tipo de problema", explica.

La flexibilidad y la sencillez de este microsensor "lo hacen imbatible" en el mercado, según Rodilla, que ha destacado que el nuevo software que han desarrollado incluye una "novedad mundial", ya que es capaz de modelizar varios parámetros de forma simultánea y "predecir el gasto eléctrico" en función de cómo varían.

Industrias de todos los sectores ya se benefician de esta tecnología como las empresas J. García Carrión, Heineken, Johnson Controls, Faurecia, Würth o Merck, además de otras como Adif, que lo usa para controlar el sistema de climatización de la estación de Atocha (Madrid) o el IVAM de Valencia.

Precisamente, subraya que este museo de arte moderno, gracias a la utilización desde hace años de sus sistemas de eficiencia energética, ha conseguido ahorrar hasta un 63 % en los últimos ejercicios el consumo eléctrico específico por visitante.

Una vez probada su eficiencia en empresas de diferentes ámbitos, Rodilla confía que en 2015 podrán miniaturizar el sensor para poder instalarlo en el ámbito doméstico y conseguir que se "escandalle (dividir incluyendo el detalle del gasto) en la factura cada elemento de una casa como un frigorífico, un televisión o la iluminación de una estancia".

Rodilla afirma que las compañías eléctricas están interesadas en ello, porque de esta forma podrían "fidelizar" mejor a sus clientes y apunta que se trataría de poder ofrecer facturas "similares a las telefónicas, donde sí sabes lo que has llamado y el tiempo que has estado".

"Somos capaces de hacer que en la factura se escandalle cada elemento y se diga el consumo instantáneo en euros a la hora que se está produciendo, el grado de eficiencia energética eléctrica y la emisión de dióxido de carbono", aclara Rodilla, quien incide en que el usuario podrá ver esos parámetros a través de un dispositivo móvil.

Con una plantilla de doce personas, Cysnergy ha contado con la colaboración del Instituto Tecnológico Metalmecánico (Aimme) para el diseño de la fabricación del envolvente del microsensor, así como con el Instituto Valenciano de Aplicaciones de las Tecnologías de la Información y de las Comunicaciones Avanzadas (ITACA).

Estos desarrollos han despertado el interés de Bruselas, que ha incluido a la empresa valenciana como única pyme española en el programa SMF Instrument, que apoya la alta tecnología para la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero.