Las empresas del mueble esquivan el impacto del 'Brexit' y a Trump

El mueble español triunfa en Reino Unido./
El mueble español triunfa en Reino Unido.

Los exportadores españoles prevén cerrar 2017 con un crecimiento del 4% gracias al repunte en Reino Unido, EE UU, Marruecos o México

Inés Herrero
INÉS HERREROValencia

El mueble español sigue triunfando en Reino Unido y también en Estados Unidos, a salvo de momento del temido impacto del 'Brexit' y del proteccionismo impulsado por la administración que lidera Donald Trump, con un crecimiento cercano al 10% en ambos mercados hasta finales de octubre -últimos datos publicados-.

Así lo constata Amparo Bertomeu, directora de la Asociación Nacional de Fabricantes y Exportadores de Muebles de España (Anieme), que tiene su sede en Valencia, un territorio clave para el sector y que, junto a Cataluña, aglutina más de la mitad del mueble español exportado. A cierre del primer semestre, la Comunitat copaba más del 22% de la exportación del sector, sólo superada por Cataluña, que ronda el 28%.

En declaraciones a LAS PROVINCIAS, Bertomeu avanza que prevén cerrar 2017 con un crecimiento de las ventas al exterior del 4% en relación al ejercicio anterior, tras alcanzar los 1.775 millones de euros en octubre, con Reino Unido y Estados Unidos entre los mercados con mayor peso para el mueble y también los más dinámicos.

La Comunitat y Cataluña fabrican más de la mitad de los productos que se envían a otros mercados

Ambos han ganado importancia en el último año. Reino Unido se situó en el cuarto puesto del ranking de destinos, con 94,17 millones de euros, un 5,3% del total exportado y un crecimiento del 10,3%, seguido de Estados Unidos, en quinta posición con 89,86 millones, cifra que supone un 5,1% de las ventas al exterior y un repunte del 9,3%.

Bertomeu confía en que la tendencia positiva de los diez primeros meses del año se mantenga hasta el final del ejercicio, tradicionalmente más dinámico, gracias al esfuerzo realizado en el ámbito de la exportación y a la importante labor de las empresas para diversificar destinos y evitar así una concentración excesiva de las ventas en Francia, que hoy aglutina una cuarta parte del mueble español exportado, y en el resto de países europeos vecinos.

Desde Anieme destacan, en este sentido, la cuota ganada por Estados Unidos, Marruecos o México como compradores de mueble español, todos ellos situados en los diez primeros puestos del ranking de destinos, mientras Rusia cae al decimoquinto lugar, con un retroceso del 2% y menor peso que Suiza.

A excepción de Alemania, que registró una caída del 14% hasta octubre, los principales destinos del mueble aumentaron sus compras. De hecho, cerca de la mitad de los muebles 'made in Spain' exportados tuvieron como destino Francia, Portugal, Alemania o Reino Unido, que aglutinan un 49% de las ventas registradas entre enero y octubre.

Francia, Portugal, Alemania y Gran Bretaña aglutinan el 49% de las ventas al exterior

En cuanto al mercado británico, Bertomeu indica que aparte de ser un gran comprador de mueble español para consumo propio, Londres juega un destacado papel como prescriptor para otros países, lo que implica reexportar productos.

En Estados Unidos, quinto destino del mueble, el año 2017 se desarrolló «sin desequilibrios, a pesar de Trump, más bien al contrario, con un crecimiento sostenido mes tras mes», que desde Anieme vinculan con el tamaño del mercado y la apuesta de las empresas españolas por abrir filiales en suelo estadounidense, con el consiguiente esfuerzo de adaptación al mercado.

Marruecos, por su parte, se sitúa en el octavo puesto a nivel mundial, tras registrar un crecimiento del 9,6%, y se consolida como un mercado natural para las empresas del mueble, gracias a su proximidad y a la importante demanda de producto español en todos los canales, también de gama media para tiendas.

De México, por contra, proceden un tipo de pedidos más específicos, ya no para 'retail', en un ejercicio en el que las ventas alcanzaron los 49 millones en octubre, un 28,3% más.

Rusia pierde fuelle

Entre las sombras del ejercicio para los exportadores del mueble destaca Rusia, que desciende hasta la decimoquinta posición, con cerca de veinte millones y apenas el 1,1% del total exportado, a pesar de la recuperación que experimentó en el mes de octubre. La directora de Anieme achaca esa pérdida de fuelle a la devaluación del rublo, las tensiones geopolíticas y el cambio de gustos del consumidor ruso, que se decanta progresivamente por productos «algo menos ostentosos, no tan clásicos» como antes.

De cara al futuro, Anieme coordinará este año la participación agrupada en las ferias de Colonia, París, Milán, Shanghai, Valencia, Moscú o Dubai, además de realizar misiones comerciales en Indonesia y Vietnam, Ghana y Costa de Marfil, Irán, Georgia y Azerbaiyán, México, República Dominicana y Colombia y otras inversas, con prescriptores de EE UU, China y Corea del Sur, Reino Unido y Alemania.

Fotos

Vídeos