Las empresas del metal exigen al Consell que reactive la política industrial

Vicente Lafuente, presidente de Femeval. / irene marsilla
Vicente Lafuente, presidente de Femeval. / irene marsilla

El presidente de Femeval alerta de la parálisis de la Generalitat en este ámbito desde la dimisión de Macià por el choque con Compromís

I. HERRERO

valencia. «Una actitud proactiva y la ya más que solicitada política industrial, cuyos documentos base ya están hechos y esperamos no se paralice por falta de voluntad política ni de dotación presupuestaria». Así resumió ayer sus principales reivindicaciones al Consell el presidente de la Federación Empresarial Metalúrgica Valenciana (Femeval), Vicente Lafuente, que aprovechó las fechas navideñas para publicar en su blog el artículo 'Queridos Reyes Magos: Una carta que se repite un año más'.

Según Lafuente, el mejor regalo para las empresas a las que representa sería que «la administración fuera de capaz de consensuar, entre todos, un plan industrial a largo plazo que vaya más allá de esta legislatura» para evitar partir de cero con cada cambio de gobierno.

En declaraciones a LAS PROVINCIAS, el presidente de Femeval e impulsor de la Confederación de Organizaciones Empresariales Industriales de la Comunitat (Confeindustria CV) urge al Consell a reactivar las distintas iniciativas que trabajaron con el ex director general de Industria, el socialista Diego Macià, y alerta de la «parálisis existente en materia de industria desde que se marchó», en alusión a la dimisión del exalcalde de Elx por el choque entre Compromís y PSPV en el seno de la conselleria que dirige Rafael Climent.

Lafuente, «sin entrar en guerras políticas» ni en la conveniencia de nombrar a un sustituto o no, exige que se reactiven «iniciativas muy trabajadas, como la estrategia de seguridad industrial, los planes sectoriales o el Observatorio de la Industria». Además, reclama que «se consensúe un plan plurianual entre todos los partidos porque son cosas que no se pueden hacer en año y medio de legislatura».

«Si siempre hay que empezar de cero, nunca da tiempo», zanja.

Por otro lado, Lafuente reivindica que las empresas y sus organizaciones representativas hicieron los deberes el año pasado, con ejemplos como haber consensuado con CC OO PV y UGT-PV el convenio colectivo del metal de Valencia, con una vigencia de tres años, y «conseguir racionalizar las organizaciones empresariales», con la reconversión de la CEV en autonómica.

Al respecto, valoró ese «nuevo modelo de patronal regional sustentado en sectores y empresas, en lugar de apoyarse en viejas fórmulas compuestas por organizaciones provinciales», en alusión a las que abocaron a la quiebra a Cierval. Y se refirió a la creación de Confeindustria, integrada por 12.700 empresas del azulejo, textil, calzado, metal y madera-mueble, como «una innovador fórmula de organización empresarial nacida para vertebrar e hilvanar todo el entramado industrial de la Comunitat».

Fotos

Vídeos