Las empresas contrarias al pacto con los estibadores acudirán a Bruselas

La plataforma de inversores en los puertos se plantean también denunciar a Competencia el preacuerdo por si vulnera el libre mercado

J. A. BRAVO

Madrid. Las empresas de la estiba contrarias al preacuerdo suscrito entre la patronal del sector y los sindicatos, que contempla entre otras medidas la subrogación del 100% de las plantillas una vez finalice el período de adaptación a la liberalización impuesta desde Bruselas y aprobada por el Parlamento, estudian denunciarlo ante las instituciones europeas y la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia por presunta vulneración del libre juego del mercado.

Según fuentes del sector, estas compañías agrupadas en torno a la Plataforma de Inversores en Puertos Españoles (Pipe) y que se dieron de baja la semana pasada en la patronal Anesco, creen que el pacto alcanzado el jueves podría vulnerar varios puntos de la reforma desarrollada por el Gobierno tras ser apercibido de una multa por cada día de retraso, sobre cuyo abono de más de 24 millones resolverá la justicia europea el 13 de julio.

Parte de estas compañías ya denunciaron ante la antecesora de la CNMC un acuerdo parecido en 2009, que terminó ocasionando sendas multas para los firmantes. Entonces los miembros de la Pipe consideraban que el contenido de aquel documento vulneraba «los principios de la libre competencia», además de haber sido firmado «bajo coacción» por las empresas.

No obstante, los puntos más polémicos aún no han sido cerrados y se negociarán hasta el 30 de septiembre. Son la inclusión de las empresas en los nuevos centros portuarios de empleo, sucesores de las sociedades de las que dependen los estibadores, junto al control de la formación y el acceso a la profesión. Para la PIPE aprobarlos supondría «mantener el 'stato quo' anterior».

Fotos

Vídeos