Los empresarios de la logística alertan del bloqueo del puerto por carencia de infraestructuras

Contenedores en la zona de almacenaje en el Puerto de Valencia. / damian torres
Contenedores en la zona de almacenaje en el Puerto de Valencia. / damian torres

El lobby del sector critica la falta de interés político en el acceso norte, fundamental para el futuro del recinto valenciano

ELÍSABETH RODRÍGUEZ

valencia. Los empresarios del sector logístico valenciano volvieron a manifestar ayer sus históricas reivindicaciones y quisieron dar fe de la situación en la que se encuentra el Puerto de Valencia, ya que, según dicen, se arriesga a sufrir graves bloqueos por la saturación que provoca la falta de infraestructuras. «Hay que seguir invirtiendo para que no se produzca un estrangulamiento a la entrada del Puerto, sobre todo de ahora en adelante, puesto que la competencia cada vez será mayor. El recinto no puede seguir en los niveles que está», explicó Francisco Prado, presidente de la Asociación de Directivos y Empresarios Logísticos Propeller Valencia, durante una comida con los medios de comunicación para hacer balance de la actualidad portuaria y logística de la Comunitat.

En concreto, Prado insistió en la necesidad de que se ponga en marcha el corredor de Valencia-Sagunto, también denominado acceso norte, como elemento fundamental para el futuro del recinto valenciano. «Sin ir más lejos, el presidente de MSC ha dicho que ellos no se plantean optar a las obras de ampliación norte del Puerto si no está antes asegurada la conexión con Sagunto vía carretera», recordó el directivo en alusión a la declaración de Francisco Lorente el pasado martes, cuando dijo que «sin este acceso no hay proyecto de ampliación».

Cabe recordar que el pasado mes de noviembre, el Ministerio de Fomento y la Autoridad Portuaria de Valencia se enfrentaron por este proyecto al Ayuntamiento de Valencia. El ministro de esta cartera, Íñigo de la Serna, anunció su voluntad de analizar alternativas para las obras, rechazadas frontalmente desde el consistorio valenciano. La propuesta, cuyo coste está estimado en 300 millones- viene de los tiempos del Partido Popular, pero el presidente del Puerto de Valencia, Aurelio Martínez, defiende con vehemencia la ejecución de la obra ante la saturación que se prevé para el acceso a la instalación por la V-30, el único que existe hoy.

«Por desgracia, los tiempos políticos no son los empresariales», lamentó ayer el líder del lobby logístico, que aseguró que en las próximas semanas se reunirá con Puertos del Estado para abordar esta cuestión. En este sentido, Prado denunció la falta de interés por parte de los políticos valencianos.

El presidente de Propeller Valencia también sacó a la palestra la activación de la Zona de Actividades Logísticas (ZAL), estancada desde hace más de veinte años. «Hay una demanda de suelo logístico importante por el tirón del comercio electrónico. Lo cierto es que el retraso de las infraestructuras es un martirio», alegó.

Fotos

Vídeos