Eliminar los peajes costaría 450 millones anuales al Estado

J. A. BRAVO

madrid. El Gobierno tiene la intención de ir recuperando todas las autopistas de peaje según venzan las concesiones actuales y no prorrogarlas, salvo excepciones. No obstante, la intención de Fomento es volver a licitar parte -no ha concretado más, dado que hablamos de un período largo-, aunque en condiciones distintas. Esta postura preocupa a las empresas del sector, representadas por la patronal Seopan, que ayer estimó en 450 millones anuales el coste para las arcas del Estado si se liberan todas las de pago. Esa factura incluye, además de la reversión fiscal que se dejaría de ingresar desde las empresas, el coste del mantenimiento. Por eso, las concesionarias abogan por mantener el modelo actual, aunque haya cambios.

Respecto a las nueve autopistas de peaje ya en quiebra, entre ellas la circunvalación de Alicante, en Seopan cifran en al menos unos 4.000 millones el coste final de su rescate, aunque el Gobierno lo redujo a la mitad (2.100 millones) en octubre. El Estado prevé volver a licitarlas a finales de año e ingresar un «máximo ideal» de 1.000 millones, junto a otros 400 millones por recuperar las fianzas que prestaron constructoras y concesionarias al hacerse con los contratos.

Fotos

Vídeos