Los dueños de Air Nostrum quieren 50 aviones de extinción

I. H.

valencia. El empresario Carlos Bertomeu y sus socios en Air Nostrum y fundadores del IVI Antonio Pellicer y José Remohí siguen adelante con sus planes para entrar en el negocio de la extinción de incendios. A través de la sociedad Planificación y Soluciones Aéreas (Plysa), han pedido financiación al Banco Europeo de Inversiones (BEI) para comprar cincuenta aeronaves dedicadas a la extinción de incendios, según adelantó el diario Expansión.

Desde la compañía confirman que el montante total de esa inversión alcanza los 44 millones de euros, de los que ha solicitado la mitad al BEI, dentro de un plan de máximos en varias fases, a lo largo de seis años, diseñado tras analizar los potenciales concursos de extinción de incendios en el sur de Europa, norte de África y Sudamérica que se pueden convocar en los próximos años.

Según la empresa, Plysa está «cumpliendo fielmente el calendario de adquisición de aeronaves, formación de pilotos y organización de la operación» anunciado por Bertomeu y que prevé una inversión de ocho millones este año para comprar seis aviones, de los que han llegado dos. En esta primera fase, adquiere el modelo Trush 710P, utilizado en Australia y Estados Unidos.

Fotos

Vídeos