El dueño americano de Keraben plantea la entrada de nuevos socios para la azulejera

Instalaciones de la empresa Keraben en Nules. / LP
Instalaciones de la empresa Keraben en Nules. / LP

El fondo Tensile está completando el saneamiento de la compañía y crece el interés de diversos inversores

Á,. MOHORTE VALENCIA.

Hace menos de tres años que el fondo americano Tensile Capital Management adquirió el 77% de la compañía castellonense Keraben para su aseamiento y fuentes del mercado confirman que ya se considera apunto para empezar a rentabilizar la operación. La firma con sede en California ha puesto en circulación un cuaderno de venta de la compañía, según fuentes financieras. Este documento se utiliza para presentar a posibles inversores y compradores las características y la situación de la empresa con vistas a la entrada en el accionariado de la empresa.

En el momento de la entrada de Tensile, Keraben estaba afectada por la crisis de la construcción y con un importante endeudamiento como resultado del rápido desplome del sector. Sin embargo, los nuevos dueño conservó al equipo directivo, encabezado por José Luis Lanuza y la familia Benavent, manteniendo al fundador, Rafael Benavent, como presidente honorífico.

Lo único en lo que los americanos han entrado y revolucionado la actividad es en el departamanto financiero. Mensualmente se remite un informe detallado de la situación de la empresa y una vez al trimestre una delegación del fondo visita las oficinas y analiza la marcha de la empresa con la cúpula de la empresa.

La razón de los movimientos del fondo orientados a la venta está en aprovechar las oportunidades que se presenten para rentabilizar la inversión. La recuperación de la construcción está incidiendo en la compañía, que ha crecido en ventas un 12% en 2016 hasta rondar los 220 millones y continua esta senda de mejoría en los primeros meses de 2017, también en el beneficios, especialmente antes de impuestos o Ebitda, la cifra clave para este tipo de entidades.

«Un fondo siempre debe estar preparando para aprovechar oportunidades y la situación de Keraben está atrayendo el interés de diversos inversores extranjeros para unir fuerzas con Tensile y facilitar la futura salida de los norteamericanos, estimada en unos 10 años», señalan fuentes financieras.

Esto no significa que la operación de venta esté ya en marcha, como aclaran fuentes conocedoras del proceso, sino que el fondo danos los pasos necesarios para iniciarla cuando mejor le convenga.

De hecho, en diciembre de 2016 el fondo ya vendió la filial Construplas S.L. a los fondos franceses MBO Partenaires y Aquasourça. La decisión de ese movimiento se apoyó en la estrategia del grupo empresarial por «focalizarse» en el negocio cerámico. Igual que con Keraben, los nuevos dueños de Construplas mantienen al equipo directivo, a cuyo frente está Juan José Benavent como presidente y consejero delegado, para reforzar la política de expansión que ha venido desarrollando los últimos años.

Construplas se comercializa con la marca Acquabella para la fabricación y distribución de productos en resina para el cuarto de baño, incluyendo platos y columnas de ducha, paneles, encimeras y lavabos. En 2016 alcanzó una facturación de 16 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 23% respecto al ejercicio anterior y casi triplicar la facturación de 2009.

Tensile es un fondo inversor especializado en operaciones a largo plazo y gestiona una cartera de activos que alcanzan 600 millones de dólares aproximadamente, entre los que destaca el sector de los materiales de construcción.

Keraben nació en 1974 bajo la denominación de Gres de Nules para la producción de pavimentos cerámicos. Antes de la reestructuración a la que le obligó la crisis, llegó a tener su propia red de tiendas, una división de baño, otra de materias primas (tierras atomizadas, esmaltes y fritas) y una agrícola para la explotación de cítricos. En la actualidad, su actividad principal es la cerámica, con ventas en más de 140 países.

Fotos

Vídeos