Cuatro autónomos valencianos se dan de baja al día en plena crisis del comercio tradicional

Comercio tradicional cerrado en Valencia. / Irene Marsilla
Comercio tradicional cerrado en Valencia. / Irene Marsilla

Mientras las ventas en las grandes cadenas aumentaron un 4,7% el pasado año, en el caso de las tiendas particulares sólo lo hicieron un 1,8%

Á.M./R.E.

Valencia. La Comunitat Valenciana perdió el pasado año 1.449 autónomos. Esto significa cuatro al día, pero también sitúa a esta autonomía en el tercer puesto en destrucción de trabajadores con esta modalidad laboral. A escala nacional, los autónomos del comercio minorista han descendido en 13.315 en 2017, lo que supone una pérdida diaria de 36 autónomos al día, liderada por Cataluña, que perdió 3.127, según los datos ofrecidos por la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA).

De esta forma, a Cataluña le siguen Andalucía (-1.960 autónomos), Comunitat Valenciana (-1.449 autónomos), Galicia (-1.101 autónomos), Castilla y León (-946 autónomos en 2017) y País Vasco, con 836 autónomos comerciantes menos que en diciembre de 2016, mientras que La Rioja es la que menos ha perdido, con un descenso de 146 autónomos. El presidente de ATA, Lorenzo Amor, exige al Gobierno medidas para ayudar y apoyar al sector del comercio minorista. «El comercio, que vertebra muchos pueblos y ciudades de nuestro país, es uno de los sectores a los que más ha afectado la crisis y que aún está pasando por un momento complicado, por lo que se hace necesario tomar medidas concretas que ayuden a acabar con la sangría que estamos padeciendo», indicó.

Respecto a la situación en Cataluña, Amor reconoció que «los vaivenes políticos pasan factura tanto a las ventas del comercio como al colectivo de autónomos como a su facturación. Por ello, esperamos que cuanto antes se normalice la situación y vuelva a ser locomotora en la creación de empleo en nuestro país, como ha sido en los últimos años».

Durante la última campaña de Navidad, la actividad en las tiendas pequeñas llegó a caer un 1,6%

Por otro lado, las ventas del comercio minorista crecieron en 2017 en un 1,2% respecto al año anterior, según publicó ayer el Instituto Nacional de Estadística (INE), pero las del pequeño comercio se incrementaron solo en un 0,2%, aunque en el último mes del año, mes en el que habitualmente se crece por la campaña de Navidad, cayó un 1,6%.

En ese sentido, la Confederación Española del Comercio (CEC) alerta de que la liberalización de los períodos de las rebajas, con promociones y descuentos constantes, junto con el comercio electrónico, son los principales responsables de la ralentización del crecimiento en las ventas y del cambio de modelo comercial que está viviendo el sector.

Los comerciantes reconocen que viven «con preocupación» el «tímido» crecimiento del sector en diciembre, ya que creen que el aumento interanual del 1,5% en el último mes del año no solo deja cortas las previsiones del sector, que contaban con un 3% de crecimiento, sino que el que era tradicionalmente el mes de las compras y el consumo se ha quedado este año 1,7 puntos por debajo del mes anterior.

La CEC destaca que estos datos muestra el cambio en el modelo comercial que se está viviendo, «desdibujando los picos de consumo, que ahora se reparten a lo largo del año» y alertan de que el gran perjudicado es el comercio de proximidad, que cerró diciembre con pérdidas del -1,6%, frente a los crecimientos de pequeñas cadenas (1,2%), grandes cadenas (5,4%) y grandes superficies (2,1%).

De esta forma, desde la CEC exigen las mismas reglas del juego a todos los operadores. «A las empresas que venden a través de internet se les deben exigir las mismas obligaciones que a las tiendas físicas», recalcan. El Índice del Comercio Minorista del INE refleja un crecimiento en el comercio durante 2017 del 3,5%, aunque con resultados desiguales según los formatos comerciales.

La CEC valora con «preocupación» que, aunque el conjunto del comercio minorista crezca, este aumento es más contenido en el caso de las empresas unilocalizadas (1,8%), que quedan muy lejos de los crecimientos de grandes cadenas (4,7%) y grandes superficies (3,2%).

En cuanto al empleo, 2017 deja un crecimiento del 1,7% en el conjunto del sector. Por eso, desde la confederación quieren resaltar el «enorme esfuerzo» que han llevado a cabo los empresarios y trabajadores del comercio minorista.

Fotos

Vídeos