El Consell pone las bases para crear su banco público

Manuel Illueca. / EFE

El Ejecutivo valenciano aprueba el anteproyecto de la Ley de Acompañamiento a los Presupuestos de 2018 para convertir el Instituto Valenciano de Finanzas

EP VALENCIA.

El Consell ha aprobado este viernes el anteproyecto de la Ley de Acompañamiento a los Presupuestos de 2018, que convertirá al Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) en el banco público de la Generalitat, con la obligación de «dirigir su actividad principalmente hacia los sectores productivos de la Comunitat Valenciana, pymes y emprendedores», así como de «incentivar la adopción por parte de las empresas de criterios de sostenibilidad, tanto económica como social o medioambiental».

Así lo ha explicado la vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, en la rueda de prensa posterior al pleno del Consell en donde ha explicado que el texto recoge modificaciones concretas sobre 34 leyes con incidencia en las cuentas autonómicas para el próximo ejercicio. Tras un periodo de exposición pública, el anteproyecto se remitirá ahora a los órganos consultivos para que emitan los informes preceptivos.

Asimismo, la norma explica que el nuevo IVF gozará de plena autonomía para dar apoyo financiero a autónomos, profesionales y personas jurídicas privadas para iniciativas de cualquier ámbito sectorial, con la excepción del sector de la promoción inmobiliaria, a excepción de la vivienda protegida.

El anteproyecto de Ley de Acompañamiento materializa la escisión del IVF entre estas dos áreas, de forma que la relativa a la actividad crediticia e inversiones se configurará como el nuevo Banc de la Generalitat, mientras que las funciones y competencias en materia de política financiera y tesoro, certificación y firma electrónica pasan a integrarse en la Generalitat.

Des este modo, la nueva etapa del IVF se caracteriza por la apertura de líneas de contenido social y cultural, con una especial atención a las microempresas y los autónomos, entre las que destacan la línea de préstamos a centros de atención a personas con diversidad funcional y la línea de préstamos a empresas que imparten cursos para desempleados.

A partir del 1 de enero, el banco de la Generalitat dispondrá de un fondo dotado con 70 millones de euros para parados y emprendedores. Los recursos estarán destinados a apoyar la creación de negocios por parte de personas desempleadas y una segunda línea se dirigirá a fondos de inversión «startup» o de capital de riesgo.

La Ley de Acompañamiento también modifica uno de los requisitos exigibles para beneficiarse de la deducción por arrendamiento de vivienda habitual y por arrendamiento de vivienda como consecuencia de la realización de una actividad. De este modo, los valencianos que cumplan con los requisitos establecidos -lo que incluye la presentación del justificante de abono del impuesto de transmisiones patrimoniales derivados del alquiler- podrán aplicarse la deducción con independencia de que el arrendador deposite o no la fianza.

Fotos

Vídeos